"O él o yo"

A Isabel Preysler su relación con Miguel Boyer le costó ser blanco de espionaje

La socialité y su exesposo fueron víctimas de la manipulación política.
miércoles, 13 de octubre de 2021 · 15:55

Isabel Preysler se encuentra pasando por uno de sus mejores momentos en lo personal, pues en el 2015, tras el fallecimiento de Miguel Boyer en 2014, confirmó su romance con el aclamado Premio Nobel de Literatura, el peruano Mario Vargas Llosa. 

Sin embargo, antes de toda esta paz, hubo un torbellino de emociones en su vida. Isabel Preysler contrajo matrimonio con Miguel Boyer en 1987, su tercer enlace marital luego de casarse con Julio Iglesias en 1971 y con Carlos Falcó en 1980. Para cuando conoció a Boyer, seguía siendo Marquesa de Griñón.

Miguel Boyer e Isabel Preysler en una imagen de archivo.

Miguel Boyer fue nombrado ministro de Economía, Hacienda y Comercio de España por su amigo y colega Felipe González, quien recibió las críticas de Alfonso Guerra, que en aquel entonces era vicepresidente del Gobierno. Las diferencias entre el que fue esposo de Isabel Preysler y Guerra fueron mucho más allá de la política y se metieron en sus vidas privadas.

Por su parte, Alfonso Guerra llevaba una vida amorosa paralela, ya que estaba casado con Carmen Reina y mantenía un romance secreto con María Jesús Llorente. Por su parte, Miguel Boyer se encontraba comprometido con el PSOE y muy enamorado de Isabel Preysler, quien fue el principal blanco del CESID (Centro Superior de Información de la Defensa) y fue investigada por los Servicios Secretos de Inteligencia.

El conflicto entre Miguel Boyer y Alfonso Guerra generó un escándalo a nivel nacional, ya que se conoció acerca del amorío de Guerra, quien dejó embarazada a su amante, mientras que estaba casado con otra mujer. Lo mismo sucedió con Boyer y los rumores de un romance con Isabel Preysler, quien se encontraba en pareja con Carlos Falcó.

Lo político pasó a ser un tema personal entre Miguel Boyer y Alfonso Guerra. La pareja de Isabel Preysler estaba en contra de los guerristas, por lo que nunca habló con el vicepresidente (Guerra), ya que "le parecía ingenuo" en diferentes aspectos, por lo que decidió hablar directamente con quien le dio su cargo político: Felipe González.

Miguel Boyer, Felipe González y Alfonso Guerra en una imagen de archivo.

Esto provocó la furia de Guerra, quien enfrentó a Felipe González con una amenaza para sacar a Miguel Boyer de su cargo. ya que propuso que la economía deje de estar en manos del exesposo de la socialité de 70 años para depender de la Presidencia del Gobierno, por lo que él se haría cargo. 

Ya para 1985, tras la crisis política española, Alfonso Guerra no toleró que Miguel Boyer asumiera a la vicepresidencia, y advirtió a Felipe González sobre su decisión que podría costarle caro, con una frase que hizo eco en todos los medios locales e internacionales.

 O Boyer o yo.

Miguel Boyer, Felipe González y Alfonso Guerra en una imagen de archivo.

Finalmente, Miguel Boyer dejó su cargo político en el Gobierno para hacerse cargo del Banco Exterior de Crédito. En 1986, ya viviendo con Isabel Preysler, Boyer limó asperezas con Alfonso Guerra, quien recibió el apoyo de diferentes guerristas que se posicionaron contra el líder del PSOE, como José María Maravall, exministro de Educación, quien arremetió contra Boyer al asegurar que "hay que vivir como se piensa, para no pensar como se vive", lo que se ganó la contestación de Miguel.

Siempre he vivido bien y en los años de la clandestinidad o de la oposición a UCD nadie me había dicho que eso era incompatible con el Partido Socialista.