ÚLTIMA HORA

El Príncipe Alberto enfrenta al Principado en favor de Charléne de Mónaco y toma una decisión final

La suerte de la Princesa se sortea entre una corte impaciente con su situación y un esposo desesperado.
jueves, 14 de octubre de 2021 · 03:45

La Princesa Charlène de Mónaco ha atravesado la sala de operaciones no en una ni dos, sino en tres ocasiones en seis meses de ausencia del Principado, que si bien a nivel familiar el tratamiento es mucho más leve, a instancias institucionales, su prolongada permanencia en suelo foráneo podría resultar, como menos, un tema contraproducente.

Hasta ahora, la única información extendida a través de las declaraciones del esposo de la exnadadora, el Príncipe Alberto, es que esta tercera intervención quirúrgica salió exitosa y Charlène de Mónaco se encuentra bien, diagnóstico que aprueban sus médicos tratantes mientras siguen muy de cerca su evolución clínica.

Hasta donde se pudo observar, el Príncipe Alberto conoció de primera mano el diagnóstico sobre la evolución de Charlène de Mónaco.

A todas estas, el Grimaldi continúa al frente de su agenda de compromisos de representación en La Roca, al pendiente de sus hijos, los pequeños príncipes Jacques y Gabriella, ambos de 6 años de edad y en continua comunicación con el equipo médico en Sudáfrica para obtener información de primera mano con respecto a la mejoría de la monegasca.

El acelerado ritmo de trabajo y de responsabilidades a nivel familiar le han permitido al Principado contemplar otras opciones alternas para suplir la ausencia de Charlène de Mónaco, situación que justifica la presencia de sus cuñadas, las princesas Carlota y Estefanía, quienes más que nunca disfrutan su antiguo papel como "primeras damas" del Principado junto a su hermano, contingencia que ha reforzado el lazo fraterno entre ellos.

A pesar de la buena sintonía entre los hermanos, para el Principado, la única representante válida al frente es Charlène de Mónaco.

Pero, en lo que a la Corona se refiere, la situación no es tan sencilla: el Principado ya cuenta con una Consorte principal, como esposa del príncipe regente y madre del heredero y este orden solo puede alterarse de forma extraordinaria bajo la figura de la separación de cuerpos y el fallecimiento de esta. Como ninguno de estos dos escenarios ha sucedido aún, en la corte monegasca la situación particular de Charlène de Mónaco comienza a crear ciertas dudas, pero por ahora prudente es esperar a que la exatleta regrese y luego se evaluará el escenario futuro.

El Príncipe Alberto, consciente de esta situación, se mantiene firme junto a su esposa e intenta contrarrestar rumores sobre una crisis de pareja y, como nunca antes, ha mostrado su apoyo incondicional hacia Charlène de Mónaco en cuanto espacio mediático haya lugar.

Se cree que el Príncipe Alberto incluirá a sus hijos Jacques y Gabriella en su último viaje para visitar a Charlène de Mónaco.

Ante ello, medios como la revista "Lecturas" advierten sobre un nuevo paso que podría tomar el Grimaldi como un gesto definitivo hacia su esposa y para calmar la impaciencia de las Cortes. Se contempla, como sucedió en las primeras dos oportunidades, que emprenda viaje hacia el país africano para visitarla, con la esperanza de que este gesto contribuya a reforzar el estado anímico de la Princesa y pueda acelerar el proceso de recuperación de forma definitiva.

Lo que hasta los momentos no se maneja a nivel informativo es cuándo sucederá y si el Príncipe plantea llevar con él a sus hijos, quienes actualmente se encuentran cursando periodo escolar, por lo que no desea interrumpir el proceso formativo de los pequeños, aunque puedan recuperar los temas vistos en clase. No obstante, se espera que el Principado, a través de su departamento de comunicaciones o el mismo esposo de Charlène de Mónaco, anuncien un viaje hacia Sudáfrica y esto podría ser muy pronto, pero todo dependerá de la capacidad del Príncipe Alberto para abrir algún espacio en su apretada agenda y programar este esperado reencuentro.