INMINENTE

La triste evidencia de la Reina Isabel en su última aparición pública que advierte el fin de una era

Buckingham desmintió todo, pero aún existe preocupación por la Monarca y su futuro.
jueves, 14 de octubre de 2021 · 11:31

Por muchas décadas, la salud de la Reina Isabel se mantuvo inalterable ante el paso del tiempo, en franca comparación con algunos monarcas contemporáneos y cercanos como va el caso particular de su primo segundo el Rey Juan Carlos, quien ha sido intervenido quirúrgicamente en cuantiosas ocasiones. Para el Reino Unido, la Monarca siempre ha sido sinónimo de estabilidad y, especialmente, de inamovilidad y prosecución de la Corona. Hasta ahora.

Mientras en España aún se discuten los entretelones de un 12 de octubre bastante particular enmarcado por anécdotas hilarantes y cierta controversia, en el Reino Unido existen razones entre algunos fatalistas y poco entusiastas para creer que la era isabelina comienza a experimentar inminente final.

En su aparición en la Abadía de Westminster, la Reina Isabel lució muy sonriente y con un "accesorio" inusual.

Esto a raíz de la última presentación pública por parte de la Reina Isabel, quién asistió junto a su hija, la princesa Ana, a una misa especial oficiada en la abadía de Westminster, en Londres, a propósito de la celebración del centenario de la organización benéfica de las Fuerzas Armadas Royal British Legion, según recoge el diario "El País".

Para sorpresa de todos, la Reina Isabel acudió a esta cita religiosa apoyada en un bastón hecho que no se repetía desde hace bastante tiempo y, por supuesto, sorprendió a muchos tomando en cuenta que siempre se ha mantenido como una máxima la premisa de que la monarca siempre ha podido presumir de una salud envidiable, ¿qué sucedió entonces en esta ocasión?

La Reina Isabel no sorprendió por ayudarse con un bastón en 2003, sino por usar un conjunto de blazer pantalón, como muy pocas veces se la vió.

Nada, al parecer. La versión oficial de Buckingham sobre este particular, alude a un tema de simple comodidad para la Reina Isabel, por lo que se exhorta a la población a no hacer conjeturas apresuradas o preocuparse cuando no existirían motivos para ello y, aunque la población confía en la palabra de su Soberana a ultranza, no por ello deja de ser un cuadro que causa cierta curiosidad.

No obstante, para el pueblo británico, esta no es la primera vez que vislumbra a su Jefa de Estado recurriendo al uso del bastón. Durante los años 2003 y 2004 estuvo presente en algunos compromisos acompañada de este recurso, después de someterse a una operación en la rodilla derecha, tal como lo recuerda el rotativo británico "The Daily Mail".

Sorpresa, preocupación y curiosidad se cierne hoy sobre la imagen de la Reina Isabel.

Exactamente en el mes de febrero de 2003, también la Reina Isabel debió ayudarse con el uso del bastón en medio de una visita a Belfast, capital de Irlanda del Norte junto a su esposo, el Príncipe Felipe, situación que se extendió hasta las navidades de ese año, cuando apareció en un servicio el día de Navidad, en Sandringham, y la misma visual se repitió en 2004, cuando la Monarca realizó una visita al barco Queen Mary II, en Southampton.

De cara a la actualidad, la Reina Isabel no aminora la carga de sus compromisos ni delega en sus herederos, los príncipes Carlos y Guillermo, más tareas de representación de las que abarcan actualmente. En tanto, se prevé la participación de la longeva regente y su familia en la cumbre del clima "COP26" cita que tendrá lugar del 31 de octubre al 12 de noviembre en Glasgow, Escocia y contará con la participación de varios líderes mundiales para celebrar los próximos acuerdos de compromiso en la lucha contra el cambio climático.