INÉDITO

La Reina Isabel cede a la prescripción médica más dolorosa, por lo menos hasta el Jubileo de Platino

Ante la creciente preocupación por la Soberana, dos testigos rompen con el extraño silencio de Buckingham.
domingo, 17 de octubre de 2021 · 10:38

Como todos los seres humanos, la Reina Isabel tiene sus costumbres de las que no somos testigos, pero que en muchas ocasiones se han filtrado a los medios. Sin embargo, una advertencia de orden médica le suprimirá un hábito que hasta ahora se suponía irrenunciable: la Monarca no puede volver a beber bebidas alcohólicas, si desea seguir en su excelente racha de buena salud.

Bueno, en realidad, esto último comienza a ser objeto de sinceras sospechas desde que se vio a la Reina Isabel durante la semana pasada apoyada en un bastón cuando decidió junto a su hija, la Princesa Ana, asistir a una misa celebrada en la Abadía De Westminster. Ante los cuestionamientos, Buckingham afirmó que el mentado bastón tenía más que ver con un tema de "comodidad". Cierto o no, parece que estamos ante lo que será el nuevo accesorio de la Soberana.

Aunque Buckingham afirma que la Reina Isabel está en excelente estado físico, verla andar con bastón no deja de parecer extraño.

Pero ahora, la Reina Isabel se verá forzada a abandonar su placentera copa de martini antes de dormir, lo que para sus efectos era casi un ritual de relajación, y esto lo han constatado dos fuentes cercanas a la Monarca, a "Vanity Fair USA".

A la Reina le han aconsejado que renuncie a su copita nocturna, que suele ser un Martini. No es que suponga un gran problema para ella, no es una gran bebedora, pero parece un poco injusto que a estas alturas de su vida tenga que renunciar a uno de sus pocos placeres.

La salud de la Reina Isabel es una prioridad en Buckingham, y sus médicos consideran todos los cuidados.

Segun los consejos médicos, sí que podrá tomar su dry martini en ocasiones especiales pero no de forma habitual, tomando en cuenta que hay factores a considerar más allá de la edad y a los que debe prestarse mucha atención.

En principio, se debe considerar que aunque la Reina Isabel se muestra sonriente y animada en sus compromisos oficiales de agenda, este año confrontó el duelo tras el fallecimiento de su esposo, el Príncipe Felipe de Edimburgo, situación que obliga a su parte médica a monitorizar sus condiciones de salud con más frecuencia de lo habitual.

La Reina Isabel continúa con su agenda de compromisos, junto a su hijo el Príncipe Carlos.

Además, su calendario de compromisos está repleto hasta diciembre por lo que requerirá un estado de salud óptimo por parte de la Soberana para hacer frente a todas y cada una de estas obligaciones donde se requiere que deba trasladarse de un lado a otro, permanecer de pie y recorrer algunas distancias. Para sus médicos tratantes, crucial es que se mantenga en buena forma y alejada del alcohol.

Otro tema importante es su proyección de cara a la celebración del jubileo de platino, cuya celebración se prevé para mediados del año 2022 y, ahora que los preparativos comienzan a adquirir mayor forma, se espera que la Reina Isabel pueda disfrutar plenamente de este histórico festejo que celebrará sus 70 años como indiscutible pilar del trono monárquico.

De cara a las celebraciones del Jubileo de Platino, la Reina Isabel se mantendrá "a régimen" para cuidar mejor su salud y alimentación.

Así que, en este orden de ideas, no solo el dry martini queda fuera de las opciones de la Reina Isabel, también quedan por fuera la champaña, la mezcla de Dubonnet con ginebra, combinación favorita de la Reina Madre que a la Monarca también le encanta, y sus celebradas copitas de vino para la cena. A partir de la fecha, solo podrá acceder al agua y los refrescos como parte de su dieta habitual.