MÁS ALLÁ DE LOS BRILLOS

El gran dolor que carga Rosa López y que no puede subsanar ni con todo el éxito del mundo

La cantante conoce muy bien las zonas amargas de la vida y no ha tenido miedo de manifestarse al respecto.
viernes, 22 de octubre de 2021 · 05:00

Los artistas exitosos muchas veces caen en la angustia de tener que parecer siempre personas felices y a gusto con todo lo que los rodea, pero es lógico que eso sea una hazaña muy difícil de conseguir. Más allá de la cantidad de discos que venda un artista o de las muchas entradas que se corten por él en un espectáculo, detrás del éxito hay personas a las que la vida también aflige y golpea. Rosa López es un gran ejemplo de lo anterior, una mujer que logró materializar el gran sueño de su vida, pero hay algo que no la deja ser tan feliz como merece.

Hace algunas horas ha salido a la luz una entrevista que Rosa López le concedió a la revista Semana. Allí, además de hablar de su brillante presente profesional y de los proyectos que tiene hacia el futuro, también hizo referencia a uno de sus mayores pesares. Es algo que no ha compartido con la prensa en muchas oportunidades y que solo deben conocer sus allegados más íntimos, pues ya sabemos que le da mucha importancia al resguardo de su vida privada.

Rosa López junto a su padre y a su madre cuando se consagró ganadora de "Operación Triunfo".

Quise tirarlo todo por la borda, pero al final resurges.

La gran ganadora de la primera edición de “Operación Triunfo” se abrió completamente de corazón y manifestó el terrible dolor que le provocó la muerte de su padre en el año 2018. Eduardo fue la persona que más acompañó a la intérprete de “A solas con mi corazón” en su despegue artístico y cuando se consolidó en la industria. El compromiso era tanto que incluso dejó su trabajo como vigilante para involucrarse por completo en la carrera de su hija, pues consideraba que el sueño de la niña era también el suyo.

“Era mi vida entera. Yo le decía, cuando salí de OT, que habíamos cumplido el sueño de nuestras vidas. Porque que yo triunfara, también era su sueño”, manifestaba Rosa López al citado medio. Más tarde exponía que ella le tenía terror al momento en el que la prensa se le acercaba para obtener detalles de su vida y era entonces cuando su padre más la ayudaba, pues siempre los atendía con el mayor de los respetos, pese a que casi nunca obtuviera lo mismo de la otra parte.

Rosa López y su padre en una foto de archivo.

“Mi padre me enseñó muchas cosas que me han servido para esta profesión, que emocionalmente es muy dura”, reconocía la cantante unos instantes más tarde y eso es algo que nadie duda, pues es una de las artistas con más códigos en el ambiente. Es posible que la angustia de Rosa López tenga que ver con el modo traumático en el que tuvo que despedirse de su padre, quien llevaba mucho tiempo padeciendo cáncer de pulmón. Fue su hermano quien le transmitió la triste noticia la noche del 24 de marzo de 2008, quien le llamó por teléfono a las 4 de la mañana para decirle que su padre “ya estaba en otro lugar, en otro sitio”.

Siempre ha sido evidente que Rosa López es una artista sensible, de esas que logran transmitir emociones profundas con sus canciones y es posible que ese estilo tan característico en ella responda a su historia de vida, una con la que más de uno debe sentirse identificado. A Rosa le falta su padre, lo extraña tanto en su vida cotidiana como en lo profesional y saberlo nos ayuda a comprender mejor la trascendencia de su trabajo.