Histórico

El polémico festival en el que Camilo Sesto y Julio Iglesias se convirtieron en leyenda

El evento es recordado por una polémica que marcó al exarquero del Real Madrid.
jueves, 24 de junio de 2021 · 08:42

Los mejores recuerdos para los melómanos suelen estar relacionados con los que reúnen a los artistas musicales que más admiran. Ocurrió en el pasado con el mítico Live Aid, en los Lollapalooza que se trasladaron desde Estados Unidos hacia el resto del mundo, y también con el Festival de Viña del Mar. Para los fanáticos de las baladas españolas, fue única la experiencia de ver a Julio Iglesias, Camilo Sesto,  "El Puma” Rodríguez y Miguel Bosé. 

La edición del evento chileno en 1981 fue especial por las estrellas que reunió y también por el ambiente natural que lograron los organizadores. Lejos de las gigantescas pantallas led de la actualidad, Camilo Sesto destacó la calidad escénica lograda por el paisaje montañoso y los recursos de carpintería utilizados. Claro que también existen historias sobre los desaciertos del festival en este año memorable: los humoristas de Jappening estuvieron en el escenario y tuvieron que rediseñar su show por no combinar con los otros números del encuentro.

Era una iluminación hoy en día paupérrima, de los años 80, pero era muy bello.

Marcelo Sandoval recuerda con nostalgia la edición de Viña del Mar que llevó las mejores versiones de Julio Iglesias y Camilo Sesto. Justamente ambos compartieron una entrevista, mientras el primero llegaba al tope máximo de su carrera con “Emociones” y “Hey”, el segundo ya superaba los 10 discos en menos de 15 años de carrera. “La Vanguardia” precisa que ambos prometieron llevar aquel paisaje sudamericano eternamente en sus retinas, pues además el autor de “Perdóname” volvió al lugar tras una brillante performance cuando tenía solo 27 años.

El cantautor pidió en 1974 que no lo olviden, porque estaba dispuesto a volver a las tierras chilenas, según “La Tercera”. Retornaría siete años después, acompañado de artistas tan consagrados, como también en desarrollo de su fama. Estaba su querido Miguel Bosé, y un “Puma” Rodríguez que demostraba su fuerte personalidad al disputarse con Julio Iglesias la despedida del público en Viña del Mar, según “La Vanguardia”. Lo cierto es que existía una especie de rivalidad entre ambos, al tener el primero todo el cariño del público y, además, por la entrega de la Gaviota de plata.

Hay imágenes donde los dos se miran con cierta suspicacia como jugando un juego. A ellos les acomodaba ese juego.

El exarquero español terminó cerrando la jornada con cierto “nerviosismo”, según el canal “24 horas de Chile”. No lograba la cercanía adecuada con el público, al cantar baladas más románticas que divertidas, pero finalmente fue el rostro que cerró esta inolvidable noche. “El Puma” asegura que admira a Julio Iglesias hasta el día de hoy, pero muchos de los presentes aseguran que el problema lo generó su representante. Otra de las partes inolvidables del Festival de Viña del Mar se la llevan los números de Jappening, Pujillay y Los Muleros. No habrían convencido a parte de la organización, por lo que suspendieron algunas canciones y temáticas que estaban programadas de acuerdo a “La Tercera”.