Zapateo y champagne

El “show” más famoso de Mila Ximénez en Marbella que frenaba todos los relojes

Los altibajos en la vida de la periodista hicieron que sus 69 años estuvieran cargados de anécdotas, entre ellos, las de los veranos marbellíes.
jueves, 24 de junio de 2021 · 05:00

El mundo del espectáculo se despide de una de las periodistas de la crónica social que más fuerte pisó en la década del 80 y 90 en España: Mila Ximénez. La noticia, quizás inevitable ya en los últimos días, mantuvo en vilo no solo a sus compañeros de tertulia televisiva, sino también a sus hermanos, Manolo, Concha y Encarna, y su hija y única heredera, Alba Santana.

Fotografía de Mila Ximénez en su juventud.

Los recuerdos compartidos por sus colegas en redes sociales y televisión fueron muchos pero, quizás, los más llamativos y nostálgicos fueron aquellos relacionados a la esplendorosa época de los veranos en Marbella. La juventud de Mila estuvo marcada por una era sin problemas, donde de sol a sol solo se vivía para los eventos sociales y las copas en las terrazas.

Mila Ximénez llegó a la Costa del Sol durante su relación con Manolo Santana pero la disfrutó de “pe a pa”, tras su separación y posterior relación con el “play boy” Antonio Arribas. Fue con éste y su círculo que la periodista comenzó a codearse con la jet set y sus días, en sus propias palabras, se basaban en vivir de copas con sus amigas, una época en la cual "los problemas, eran algo superlejano".

Mila era uno de los personajes clave en las movidas del verano marbellí.

Quizás una de las anécdotas más famosas de aquellos tiempos de sol en Marbella son los que cuentan cómo Mila paralizaba los eventos cuando llegaba la hora de verla bailar. Las malas lenguas contaban que la aristocracia y la élite del lugar criticaban vilmente a la periodista y al hermano de la Reina Fabiola, Jaime de Mora. Por este motivo, ambos preferían siempre sentarse relegados, con la prensa que asistía a las fiestas.

Quienes presenciaron aquella era de oro (antes de la debacle por la gestión de Jesús Gil), admitieron que eran muchos los que deseaban ver bailar a Mila Ximénez. Algo paradójico, teniendo en cuenta que la tertuliana era un tanto vapuleada por los sectores esnobs de las fiestas en Marbella. Muchas veces, las sevillanas de la periodista eran acompañadas por María Albaicín y Lola Flores. Así, la cronista no solo podía conocer de cerca el entramado social de la época sino, también, recoger el material que luego llevaban con prisa al programa de “Directamente Encarna”.

Mila Ximénez bailando sevillanas en su boda con Manolo Santana.

Para aquel entonces, Mila Ximénez colaboraba también con revistas como la ABC, llegando a entrevistar a personajes tales como Leonard Cohen, Plácido Domingo, Boris Becker y Pedro Almodóvar. Dejando de lado los años oscuros a fines de los 90 que la hicieron resurgir de las cenizas tiempo después, Mila siguió ejerciendo el periodismo escrito en la revista “Lecturas”.

Otras Noticias