Sorprendente

La simbólica decisión que Rocío Dúrcal tomó por consejo de su representante para ser conocida

La actriz y cantante recordó el hecho con cierto descontento.
jueves, 24 de junio de 2021 · 02:45

El emblema que representa Rocío Dúrcal para todas las actrices de España se mantiene hasta el día de hoy. Antes del éxito conseguido en los años 60 y 70, la aclamada actriz logró presentarse en distintos concursos hasta llegar a la Televisión Pública. Necesitaba de un nombre artístico como el conseguido, pues además ya planeaba saltar a la industria musical: de todo ello se ocupará su hija seguramente, en la nueva docuserie que planea lanzar para revelar sus secretos.

Todo gran artista necesita de un nombre que resuene entre multitudes. La nacida en Madrid habría decidido en un abrir y cerrar de ojos, junto a su compañía productora, el nombre que la acompañaría durante toda su vida. Sus allegados de Época Films aseguran que su nombre de antes “era demasiado largo” como para ser recordado. El responsable de este viraje efectivo tiene nombre y apellido: se llamaba Luis Sanz, y la habría ayudado a dar sus primeros pasos.

Rocío Dúrcal.

Una de las pocas historias que tiene a una Rocío Dúrcal cediendo al deseo de otra persona, tiene que ver con su nombre. Llamarse María de los Ángeles de las Heras Ortiz es tan largo como Julio José Iglesias de la Cueva (Julio Iglesias), si se contempla salir en los créditos de sus primeras películas; o bien en los discos que más tarde grabara. La todavía joven talentosa fue reclutada por el productor mencionado, quien además de cambiarle el nombre, comenzó a anunciarla como toda una “niña prodigio” de la actuación y música.

Los niños prodigios siempre han existido en todo el mundo. En España se les utilizó para ganar dinero.

Mirando hacia atrás con ciertas reservas y descontento, “La Reina de las Rancheras” asegura que nunca perdió su añoranza de la niñez con muñecas y su antiguo nombre: Marieta. El círculo más cercano de la artista se guardó durante toda su vida este apodo especial que generaba complicidad entre amigos y su esposo, Antonio Morales, que tendría hasta sus últimos años. Puede que llevar un nombre que le resultaba totalmente ajeno fuera parte de una interpretación más. Así definía el autor de “La gata bajo la lluvia” a la performance que más famosa la hizo por ponerle voz, alma y el espíritu de sus personajes.

Rocío Dúrcal y su esposo.

Cuando el nombre de Rocío Dúrcal fue sinónimo de grandes rancheras y éxito en México, la Marieta, que tenía reproches con su primer representante, supo disfrutar más de su fama. Siempre con una fuerte personalidad que llevó a su esposo al ultimátum de volverse de Filipinas o terminar la relación, o bien con otros hombres que aseguran haber estado con ella. Es el caso del cantante Juan Gabriel, quien habría conocido a la artista. De estos escándalos se ocupará su hija en una posible serie de su vida. Según el portal mexicano “Debate”, Shaila ya tiene asuntos preparados para abordarla, pero “aún no los puede anticipar”. 

Otras Noticias