PARECE QUE LO NECESITABA

Anne Igartiburu disfruta de su primer verano de soltería con un plan que nadie imaginaba

La presentadora le ha tomado la mano a una amiga y ha emprendido un viaje que no olvidará jamás.
martes, 24 de agosto de 2021 · 06:00

Los especialistas aseguran que, luego de las rupturas amorosas, una parte importante del duelo tiene que ver con el redescubrimiento de ciertos aspectos de la personalidad que con el vínculo habían quedado ocultos. Es posible que Anne Igartiburu esté transitando ese proceso en este momento, pues es su primer verano desde que se separó de Pablo Heras-Casado. La periodista no está encerrada en su casa añorando el pasado, todo lo contrario.

Anne Igartiburu se ha hecho tiempo para disfrutar de la temporada con dos planes que la hacen muy feliz. Primero, ha compartido unos días en Menorca con su familia y luego se ha puesto en marcha para cumplir con un objetivo que es el de muchos ciudadanos del mundo: recorrer el Camino de Santiago.

Anne Igartiburu.

La presentadora de televisión ha utilizado su cuenta oficial de Instagram para compartir con su fiel comunidad de seguidores todo el proceso. Tal como era de imaginar, no se ha aventurado sola en la travesía, sino que lo ha hecho con Margarita Álvarez, la empresaria y escritora con la que comparte una íntima amistad. Anne, además de haber publicado sus registros fotográficos y fílmicos, ha expuesto sus emociones al respecto. Todas han sido inspiradoras, aunque no tanto como la que ha hecho pública al finalizar el recorrido.

“Dicen que el camino te muestra lo que no intuías que podías necesitar y que descubres lo que ya sabias. Pues eso, que recuerdas. Re-cordare: volver a pasar por el corazón. Gracias compañera de Camino por los ratos compartidos. No dejas de sorprenderme”, escribía Anne Igartiburu como pie a un video recopilatorio en el que enseñaba algunos fragmentos de este viaje que no olvidará jamás y que, evidentemente, le ha servido como un gran aprendizaje. ¿Será que regresa en el futuro? Es probable, aunque eso sí, con mucha más experiencia que ahora.

Anne Igartiburu está feliz con su nueva vida y en ella no parecen haber señales de que todavía necesite cosas del pasado. El Camino de Santiago ha sido en la reportera lo que en otros es un seminario de meditación o días de ayuno para reconectar con la esencia. Lo mejor de todo es que lo ha hecho con una gran compañía, de modo que, además de haberse ensamblado de nuevo con sus partes desencajadas, ha logrado ser consciente de cuán afortunada es al tener con ella a una amiga como Margarita.