¿SERÁ PARA SIEMPRE?

Shaila, la hija de Rocío Dúrcal, disfruta de su nueva vida gracias a la decisión más difícil

La cantante está lista para volver al ruedo exactamente como quería hacerlo.
sábado, 25 de septiembre de 2021 · 20:48

Shaila, la hija de Rocío Dúrcal, es la representación femenina del Ave Fénix. Sus últimos años han estado cargados de acontecimientos complicados, pero ahora se presenta como una ganadora ante el público que la adora. Ella fue la encargada de mediar cuando sus hermanos se enemistaron con Junior, el eterno enamorado de Rocío Dúrcal, porque entendieron que no estaba siendo sincero con la totalidad de bienes que podían heredar. Su tacto logró que las rispideces se suavizaran, pero posteriormente la golpearon otras circunstancias de las que todavía no logra recuperarse por completo.

El fallecimiento de Rocío y de Junior provocaron una angustia enorme en Shaila Dúrcal, quien siempre manifestó que ambos eran sus pilares en la vida. "Me partió en dos. Ya no soy la misma”, admite la artista a la revista “Lecturas” y es posible que esa penosa circunstancia la empujara directamente a tomar una serie de malas decisiones que responden directamente a la falta de autocuidado, algo completamente comprensible, pues su mente solo estaba puesta en intentar recuperarse de semejante pérdida.

Shaila Dúrcal en el festejo de su último cumpleaños.

"La salud es lo más importante, pero me ha costado entenderlo. El sobrepeso está relacionado con una vida que no es sana. He tenido muy mala relación con la comida", manifestaba la intérprete de “Tanto Cielo Perdido” al citado medio, reconociendo con total sinceridad que, sin querer, había descuidado su salud. Sin embargo, la hija de Rocío Dúrcal fue capaz de darse cuenta de que algo no andaba bien y no tardó en ponerse en manos de un profesional. Han pasado cuatro meses desde que comenzó un plan alimentario para bajar de peso y, al día de hoy, tal como puede apreciarse en el material adjunto, luce más feliz que nunca.

“Se me juntó todo, y yo me saboteo demasiado. Arrastraba la muerte de mis padres, mis problemas de tiroides y luego el accidente. Se me partió́ la vida en dos”, manifestaba Shaila Dúrcal con el corazón en la mano, admitiendo que había caído en una depresión. Pero luego también se tomó un momento para llevar un mensaje de esperanza para los lectores, pues, en definitiva, esa es su esencia: "se sale, también de la depresión y de la angustia”.

La salud es lo más importante, pero me ha costado entenderlo.

Shaila, la hija de Rocío Dúrcal.

Shaila Dúrcal ha cambiado rotundamente, y con esto no nos referimos a su aspecto físico, pues eso es lo menos trascendente, sino a su forma de ver la vida. Ella siempre estuvo parada en el lugar de la persona que cuida al resto y, si bien eso habla de su calidad humana, también significa que le costaba mucho trabajo tomarse en cuenta a ella misma. Pero lo ha logrado, la cantante comprende que ella también debe ser una prioridad y en esta etapa de tanta introspección y renacimiento han sido claves las personas que la rodean. Son muchos y todos están dispuestos a estar para ella en todo lo bueno que viene de ahora en adelante.