EN EL MOMENTO JUSTO

Mermelada de tomate, una receta para aprovechar la temporada y para disfrutar todo el año

Es época de tomates sabrosos y jugosos y eso significa que estamos en el punto exacto para hacerlos en conserva.
viernes, 3 de septiembre de 2021 · 06:15

Estamos muy cerca de comenzar a transitar el otoño, pero todavía es posible encontrar en el mercado algunos espectaculares tomates, la fruta estrella de la temporada. Ya sabemos que cuando llegue el invierno podremos seguir encontrándolos, pero eso sí, no podremos pedirles buen gusto ni color, pues nada se compara con consumir productos en los tiempos en los que la naturaleza nos los proporciona. Estamos en el momento indicado para hacer todo tipo de conservas para no extrañarlos el resto del año y es por eso que hoy les enseñaremos a preparar la clásica mermelada de tomate.

Mermelada de tomate.

Ingredientes para 8 personas:

500 g de tomates maduros

225 g de azúcar

Zumo de ½ limón

1 clavo de olor

Mermelada de tomate.

Procedimiento:

Comenzaremos la mermelada de tomate lavando muy bien la fruta, luego nos dispondremos a cortarla toda en cuartos. Cuando todo esté listo, quitaremos las semillas y las partes duras, pero no pelaremos, pues la cáscara le aportará mucho sabor a la receta y también ayudará a que tome más consistencia.

Colocaremos los tomates en una cacerola junto con el azúcar, el zumo del limón y el clavo de olor y la pondremos a calentar en una hornalla de fuego bajo. Al cabo de algunos minutos comenzarán a notar que la preparación hace espuma, esto es completamente normal y no es necesario quitarla, es parte del líquido de los tomates en liberación por el calor. Controlaremos 15 minutos de cocción aproximadamente y en este momento procesaremos con ayuda de un robot de cocina.

A continuación, volcaremos de nuevo la preparación en la cacerola y seguiremos cocinando la mermelada de tomate por otros 20 minutos. En esta instancia ya estará cocida y tendrá un sabor delicioso, pero todavía será necesario más tiempo de cocción para conseguir la consistencia deseada. De todos modos es importante destacar que cuando tome frío también se endurecerá bastante.

Mermelada de tomate.

Una muy buena técnica para constatar si la mermelada de tomate ya está lista es tomar una cucharada de la misma y colocarla sobre un plato. Luego con la cuchara la separaremos, inclinaremos el plato y si la preparación no vuelve a unirse, entonces ya estará perfecta para guardar en frascos de vidrio previamente esterilizados, a los que luego coceremos en olla exprés para lograr el vacío y asegurarnos de que el producto se conserve en buenas condiciones todo el año. No hay buena mermelada sin buen pan de acompañamiento, así que les dejamos aquí la receta de un espectacular pan de salvado casero. ¡Buen provecho!