Triste pérdida

Carmen de la Maza, de la única condición de su padre, al éxito de una vida que se apagó

La actriz falleció luego de una larga enfermedad.
sábado, 15 de enero de 2022 · 09:00

La actriz Carmen de la Maza ha fallecido a sus 81 años en el Hospital de Madrid luego de luchar años contra una enfermedad. Con una carrera profesional impecable en el teatro y la televisión, la donostiarra dejó un legado en los escenarios, a los que encontró naturalmente a los 18 años, sin tener que forzar su destino.  

El amor y el respeto por el arte estaba en sus venas. Hija del concertista de guitarra clásica, Regino Sainz de la Maza y nieta de la escritora Concha Espina, Carmen de la Maza fue educada en un marco de libertad y apertura. "Para mi fue algo natural. Fui consciente de ello cuando ellos ya se habían ido. Ahí entendí el privilegio de haber mamado ese talento, esa fuerza. Y me siento muy afortunada", decía la actriz en el pasado durante una entrevista a "Aisge".

Carmen de la Maza.

La actriz donostiarra notó su amor por la actuación cuando tenía sólo 10 años y comenzó a ponerlo en práctica en las obras de teatro de su colegio. A los 18, el destino llamó a su puerta: unos críticos la vieron mientras tomaba clases y daba funciones en una academia, y la encontraron perfecta para un papel. "Un buen día llamaron a mi padre para decirle que Andrés Mejuto y Alberto González Vergel estaban buscando a una actriz joven para la obra Ejercicio para cinco dedos, de Peter Shaffer".

Según narró la actriz a “Aisge”, su padre accedió y le dio permiso para sumarse a su primera obra como actriz profesional, pero con una condición: bajo ningún punto de vista asistiría a una gira. “Estuvimos representando la obra en Madrid durante tres o cuatro meses y tuve muy buenas críticas. No pude ir de gira, pero para mí fue toda una aventura” recordó Carmen a la reportera Bárbara Escamilla.

Carmen de la Maza.

El teatro ha sido mi medio natural y mi liberación. Yo era muy tímida. Así que convertirme en otras a través de mis personajes fue fantástico. Como tirar del colchón y dejar que saliese toda la espuma de dentro.

Dice Carmen de la Maza sobre la actuación en el escenario, el amor de su vida. A pesar de adorar la interpretación en todas sus escalas, nunca fue una gran fanática del cine. "No lo entendí nunca, ¡empezaban a contar la historia al revés!, unas cosas muy raras. Nunca me gustó y nunca moví un dedo, la verdad". Aunque en la pantalla chica le fue muy bien: hizo La dama boba, Mariana Pineda y El divino impaciente. Todos éxitos.

Triunfó por su pasión, pero no porque lo buscaba. Es que la actriz nunca soñó con esa fama que a muchos les hace perder la cabeza. Sólo quería actuar, y el resto fue pasando. Para Carmen, el éxito era estar satisfecha ella misma, o “cuidar una planta que está mal y hacer que reviva. Que un personaje me llene. Yo nunca busqué el éxito. He amado mucho el teatro, pero he sido poco ambiciosa”.

Otras Noticias