Sorprendente

Ramiro Oliveros pone su vida en manos de la persona de mayor confianza de Concha Márquez Piquer

Se trata de alguien que lo acompaña durante sus días de dolor en la casa de Somosaguas.
domingo, 16 de enero de 2022 · 03:15

Una de las grandes pérdidas del 2021 ha sido la de Concha Márquez Piquer. La heredera de los eternos baúles de Concha Piquer ha partido de este mundo de una forma sorpresiva, dejando quebrado a Ramiro Oliveros y a toda la familia. El viudo confesó que la Navidad ha sido realmente dolorosa sin la artista. La leyenda cuenta que sólo se separaron dos días en 40 años, por un viaje de él a Italia, y luego vinieron las cinco semanas en las UCI. Al menos para su fortuna, el actor encontró a alguien que le alegra el corazón en su ausencia.

Ramiro Oliveros insiste en que su hija Iris es la única razón que le queda para seguir viviendo, tal como se lo prometió a Concha Márquez Piquer antes de su fallecimiento. La artista perdió a Coral y luego amó con locura a la hija compartida con el actor. Pidió que buena parte de la herencia fuese dirigida a ella, pero principalmente, que se contengan mutuamente en su ausencia. De hecho, así lo hicieron en el último evento público donde se vieron. Cuando “En tierra extraña” se estrenó en el pasado noviembre, las dos hijas del intérprete lo arroparon ante todo el público.

Es evidente que no estoy para ningún tipo de celebraciones.

Iris y Ramiro Oliveros.

El actor habla de su esposa como de quien pierde a una auténtica alma gemela. Ramiro Oliveros pensaba muy parecido a su amada. Ambos aborrecían la Navidad, Nochevieja y emprendían rumbo a cualquier país con el fin de evitar las Campanadas de España. Fueron a Tailandia, Londres y otros sitios del mundo a lo largo de su extenso matrimonio, según “Pronto”, algo que el intérprete ya no puede hacer en este contexto. Eran el uno para el otro, al punto que hasta en las peleas terminaban riéndose. Lamenta que el amor que sentía por Concha Márquez Piquer no se haya “publicitado” lo suficiente.

En diálogo con “ABC”, Ramiro Oliveros recuerda que vivió innumerables experiencias junto a la artista, pero que indudablemente la peor fue la pérdida de Coral. El actor puso manos a la obra para que se sintiese mejor, pase paulatinamente el duelo de la hija, y logró que trabaje con José Tamayo. El desenlace no fue el esperado, pero la anécdota sirve para retratar lo mucho que hacía para que ella estuviese bien. Precisamente en la casa de Somosaguas, que ahora comparte con Iris, el intérprete no deja de encontrar referencias de este tipo sobre Concha Márquez Piquer.

Concha Márquez Piquer y Ramiro Oliveros.

Tengo que racionar los recuerdos y disfrutarlos.

La anécdota que repetirá hasta el final de sus días es la que corresponde al casamiento con la artista. Se resfriaron como nunca antes después de tanta fiesta. La boda civil tuvo lugar en un lejano 1982, atrapados por un enamoramiento mutuo que hoy hunde al actor en una gran tristeza. Ramiro Oliveros puso su vida prácticamente en manos de su hija Iris, según “Pronto”. “Es una mujer maravillosa”, deslizó al ser consultado hace poco tiempo. Pero lo cierto es que deberá encontrarle un nuevo sentido a su vida tras perder a Concha Márquez Piquer. Un regreso actoral, o la idea de un libro de memorias podría ser su salvación. “La Razón” añade que el intérprete se negaría por lo ya publicado por la tonadillera, aunque admite que tiene un puñado de escritos que pueden servir potencialmente.

Otras Noticias