Expectativa

“MasterChef Junior” a un paso de perder su espacio en la pantalla

Las autoridades habrían tomado una decisión contundente sin medir el impacto real.
lunes, 17 de enero de 2022 · 12:27

El prestigio del reality show de cocinas más famoso del mundo se ha visto manchado desde el fallecimiento de Verónica Forqué. Las exigencias del jurado quedaron en el centro de las miradas por críticos como Karlos Arguiñano, que nunca aprobaron los métodos del formato de adulto, y mucho menos de “MasterChef Junior”. Después de que el joven Guillem haya ganado la última edición a fuerza de unos deliciosos bombones, TVE tomó una decisión impensada para el oscuro contexto que envuelve al programa.

“MasterChef Junior” volvería con una décima temporada a fines de 2022 y principios de 2023, siendo que el rating no superó el 10% y continúa la polémica por la “sobreexplotación” de los participantes. La idea de acortar el reality a cuatro programas parecía que iba en función de que finalice lo antes posible tras los últimos escándalos. Además del caso Forqué, las reglas del formato de niños convencían cada vez menos a la audiencia. Pero, los expertos señalan que la razón de esta incesante apuesta es una sola: el limitado presupuesto de TVE para innovar en otras opciones.

El último ganador de “MasterChef Junior” en su consagración.

Las sombras alrededor de “MasterChef Junior”

El último mes ha sido el más difícil para los responsables del formato de cocina. Vieron cómo zarpaba “MasterChef Junior” mientras la polémica por el trato a los participantes crecía, y el aterrizaje estuvo lejos de lo esperado. Merca2 precisa que apenas consiguieron a 1,5 millones de españoles tras las pantallas en la última emisión, quedando tres millones por debajo de la primera temporada. El pequeño Guillem se consagró campeón, entre bombones y canelones que deleitaron a Jordi Cruz.

El desenlace de la temporada fue apasionante. Visitaron Cadaqués con un gran despliegue de la producción y propusieron a los jovencitos que pongan a prueba sus platos ante la mirada de Terelu Campos y otros participantes de la edición “senior”. El ganador fue Guillem, y como señala ABC, dio una sentida reflexión acerca de las virtudes del reality. Ahora la cocina lo ayuda a “creer en sí mismo”, siendo muy pequeño y teniendo un mundo a sus pies. La contracara de este desenlace la representan quienes perdieron la ilusión del gran premio. Muchos televidentes cuestionan que “MasterChef Junior” también haga que los niños pierdan la esperanza de viajar a Disney con sus eliminaciones.

Los jueces de “MasterChef Junior”.

Las reglas de todo juego tienen un ganador y un perdedor, con la gran diferencia de que “MasterChef Junior” trata con niños en sus programas. La idea de implementar un sistema de recompensas similar al de la versión “senior”, que llevó a un límite impensado a Verónica Forqué, genera una gran polémica. Según Merca2, tampoco ayuda que reciban órdenes de preparar platos con alimentos poco saludables que no contribuyen a la educación de los concursantes. Pero estos detalles son menores a la hora de estipular un presupuesto de producción. Mariola Cubells fue consultada por El País y explicó que la triste realidad es que las cadenas televisivas se inclinan por apuestas seguras. Patear el tablero y producir un programa que asuma más riesgos en la ecuación “costo-beneficio” no es aconsejable en una época de menor consumo televisivo, y cambios tan constantes de las audiencias.