Mala imagen

Tamara Falcó e Íñigo Onieva le ocasionan un nuevo disgusto a Isabel Preysler

Al empresario lo rodean fuertes polémicas.
lunes, 17 de enero de 2022 · 10:46

Si hay un sector que fue fuertemente golpeado por la covid-19, fue el ocio nocturno. Los bares, las discotecas, las fiestas temáticas fueron las mayores víctimas de la pandemia, y a pesar de que las pérdidas en este sector sean exuberantes, el yerno de Isabel Preysler, Íñigo Onieva inauguró contra todo pronóstico su propia discoteca, pero sus decisiones podrían dejar muy mal parada a su novia, Tamara Falcó.

La actual marquesa de Griñón y su pareja no han sido del todo inteligentes con el manejo de su imagen pública durante la época de los confinamientos, e incluso fueron pillados incumpliendo con el toque de queda que regía en Madrid en la peor etapa del Coronavirus. Por esa actitud, Tamara Falcó e Íñigo Onieva debieron pedir disculpas públicamente, pues fueron duramente criticados.

Íñigo Onieva Tamara Falcó.

Ahora, el empresario podría poner nuevamente en apuros a la hija de Isabel Preysler. Es que Íñigo, lejos de quedarse con los brazos cruzados por la sexta ola de contagios que arrasa en España, decidió darle luz verde a un emprendimiento y hace un mes inauguró su discoteca, "Lola Club", ubicada en pleno centro de Madrid.   

Si bien en la capital española no hay ninguna orden que impida la actividad en los clubes nocturnos, sí se exige a los dueños de los establecimientos que hagan cumplir a sus clientes ciertas medidas de seguridad para evitar los contagios de Coronavirus. Y en la discoteca de Íñigo Onieva no se respeta ninguna de ellas.

Íñigo Onieva Tamara Falcó.

En las fotografías y videos que cuelga el novio de Tamara Falcó se puede observar con facilidad que ninguna persona que acude a su discoteca lleva puesta la mascarilla, ni mucho menos mantienen la distancia social. En “Lola Club” parece que no existe la pandemia y la gente se ve amontonada en un local que no tiene ventilación.

Esto sucede en plena sexta ola, cuando hay 3.000 casos por cada 100.000 habitantes y muchos españoles están sufriendo las consecuencias. Con su actitud irresponsable frente a la realidad pandémica, Íñigo perjudicaría fuertemente la imagen de la Marquesa de Griñón, algo Isabel Preysler no podría perdonar. 

Otras Noticias