Sorprendente

Verónica Forqué dejó en claro antes de partir una de sus actitudes menos conocidas

La actriz tomó una decisión controversial con sus mayores logros que nadie entendió.
lunes, 17 de enero de 2022 · 10:45

Quienes perciben a tiempo que un abrazo o una sonrisa son invaluables por encima de lo material, saben irse de este mundo con la gloria de haber entendido uno de los grandes misterios de la vida. Verónica Forqué tenía la capacidad de responder a las críticas con una sonrisa y regalar premios cuando lo sentía necesario. Antonio Panizza tuvo el privilegio de saberlo de primera mano. Confirmó lo mencionado por ella en Canal Sur, cuando deslizaba que no tenía idea sobre el paradero de sus estatuillas.

El amigo de Verónica Forqué asegura que la actriz era verdaderamente “desapegada” con lo material, y lo sabe porque le regaló el Goya obtenido por “El año de las luces”. “Porque sí, así era Vero”, son las respuestas que brinda Panizza a la hora de justificarla. No acudió a la entrega de ninguno de sus premios, sólo quebró la costumbre al tomar el premio honorífico de su padre, que justamente conservó siempre. En diálogo con Andreu Buenafuente, la intérprete aclaró esta historia paradójica, pues su defensa era que la vida a veces “es un horror” insalvable.

Verónica Forqué en una de las ceremonias.

La leyenda de los Goya de Verónica Forqué

Panizza es el peluquero oficial que peinó el cabello pelirrojo de la legendaria actriz,  también confidente y guardián del primero de los cuatro Premios Goya que ella recibió. Se conocieron hace décadas en la obra “Descalzos por el parque” y su magnetismo la impresionó. Según relata a El Español, Verónica Forqué imponía tanta presencia que recuerda el tono de su voz como si hubiese hablado ayer. Pero su solidaridad siempre fue la nota predominante. Después de sus esfuerzos en “¿Qué he hecho yo para merecer esto?”, “Matador” y otras películas, le dio su primer galardón de importancia.

Verónica Forqué y su amigo.

La actriz trabajó con el prestigioso Fernando Trueba en “El año de las luces”, una película clave en su trayectoria. Anteriormente, Verónica Forqué colaboró con su padre, Pedro Almodóvar y otros directores que sacaron lo mejor de ella. No obstante, la película que le valió su primer Goya abrió camino a la racha de “La vida alegre” con Antonio Resines, “Moros y cristianos” y la obra cumbre de su trayectoria en el cine, su papel de maquilladora en “Kika”, de acuerdo a La Vanguardia. Ante esta increíble carrera, la intérprete sólo tenía desapego. Panizza tiene palabras de “admiración” ante esta gran virtud de su amiga.

El estilista recuerda estas anécdotas de la actriz con un nudo de llanto en su garganta. El último trabajo juntos fue en “Salir del ropero”, pero nunca esperaría que sería la huella final que marcaron en el cine. Panizza cree que los premios de Verónica Forqué pesan más que el suyo, en “La niña de tus ojos”, con total justicia. Tal como precisa en El Español, los utiliza para que hagan de contrapeso con libros justamente de cine, honrando parte de lo que dejó su amiga. Uno de los premios restantes los tiene la niñera de María Forqué, en tanto el restante se habría perdido en una mudanza. Según Ok Diario, la intérprete pidió que “quien lo encuentre se lo quede”, pues a fin de cuentas era una simple escultura de bronce.