CHARLÈNE DE MÓNACO

La última excusa que justifica una nueva separación entre Charlène de Mónaco y el Príncipe Alberto

Mientras el Grimaldi da la cara en público, la sudafricana fue vista fuera del Principado.
martes, 4 de octubre de 2022 · 05:45

Desde que Charlène de Mónaco regresó al Principado, renovada y dispuesta a reconquistar los espacios perdidos en su vida familiar e institucional, ha sido no menos que imparable. En las últimas semanas ha estado en todas partes, y ni siquiera reunirse con la familia Grimaldi al completo para anunciar la programación de los fastos conmemorativos por el centenario del padre del Príncipe Alberto, Rainiero III, fue motivo para ausentarse con excusas y disculpas. Ha podido demostrar junto a sus cuñadas, las princesas Carolina y Estefanía, su capacidad para no dejarse abatir por situaciones pasadas y trabajar en conjunto como un frente unido.

Son como podemos ver, pequeñas victorias personales. La antigua Charlène de Mónaco jamás habría exteriorizado el buen semblante que hasta ahora mantiene. De haberse presentado esta situación al menos un año atrás, seguramente su esposo no habría contado con su apoyo y en caso de haber ido, su triste mirada habría empañado todo el lugar. Pero la situación actual es más que distinta y sean cuales sean las razones que la iluminan distinto, se ha mostrado impecable y dispuesta en cada aparición pública que ha tenido lugar.

Charlène de Mónaco en la presentación de los evento del el centenario del padre del Príncipe Alberto, Rainiero III. Fuente: (Instagram).

La última ocasión en la que definitivamente la sudafricana sorprendió, fue sin duda en días pasados cuando decidió viajar hasta la ciudad de París para asistir exclusivamente al desfile de la firma Akris, una de las marcas de las cual se confiesa adicta. Su espaldarazo es un gran impulso para esta casa de modas y ella no ha querido perder oportunidad para refrendar el hecho de ser una de sus clientas más leales. Por supuesto, ya habíamos reseñado que su atuendo escogido como homenaje, no fue el más vistoso de todo el evento, como lo fue su amplia sonrisa que iluminó en más de una ocasión su puesta en escena, y así lo aseguraron algunos reporteros presentes.

De vuelta al Principado monegasco, ésta es la razón por la cual Charlène de Mónaco no puedo acompañar al Príncipe Alberto a la muy esperada celebración Dreaming in Azur, organizada en el ostentoso hotel Heritage, a beneficio de la fundación homónima del Grimaldi. En esta ocasión especial, medios como Ok Diario aseguran que se echó de menos a la Princesa, aunque entre otras voces de la prensa europea, hubo matrices expuestas que intentaban explicar el por qué Charlène de Mónaco prefería irse de escapada  a la Ciudad de las Luces que apoyar a su marido en un evento tan importante como éste.

Charlène de Mónaco sorprendió en su llegada a París. Fuente: (Instagram).

Sin importar estas opiniones no exentas de intriga y especulaciones, tanto el Príncipe Alberto como su Consorte, intentan disolverlas con continuas expresiones de afecto, complicidad y cercanía que aunque no terminan de convencer a algunos, permite constantes acercamientos entre la pareja real.

Otras Noticias