REY FELIPE

El Rey Felipe y la Reina Letizia en la mira, la peor ausencia que aún no han podido explicar

La pareja real nunca podrá lograr desviar la atención de todos frente a este tema recurrente.
miércoles, 5 de octubre de 2022 · 11:57

En días como los actuales, conectar con las generaciones más jóvenes no resulta igual que en décadas anteriores. Antes todo resultaba más sencillo si lo miramos en retrospectiva, pues la presencialidad siempre se había limitado a las apariciones oficiales y la capacidad que demostraran los reyes para acercarse a las personas y capitalizar voluntades. En esta nueva era digital, la Casa Real parece resistirse a abandonar el modo analógico, por lo que los únicos canales de comunicación que funcionan son Twitter y YouTube. Todo el material es parte de lo mismo, muy cuadrado e institucional, todo muy gris, excepto por los estilismos de la Reina Letizia y las apariciones de Leonor y Sofía, ya que toda actividad institucional que caiga sobre los hombros del Rey Felipe pasa por debajo de la mesa. Esto es recurso y esfuerzo perdido.

Por alguna razón que no se logra entender aún, pareciera que a sus majestades otras formas de interacción les da cierto repelús. Instagram, TikTok y Snapchat son plataformas que rayan la inexistencia, a pesar de que los datos ofrecidos por instituciones como Epsilon demuestran que el 85% de la población del país (unas 28,3 millones de personas) recurren al uso de redes diariamente. Así lo ha recogido el diario "El Mundo".

A diferencia de otras casas reales, la española no muestra al Rey Felipe y la Reina Letizia en sus canales. Fuente: (Twitter).

Lo peor es que, desde la monarquía, explorar el alcance de Instagram, por ejemplo, es una posibilidad tan remota como poner cámaras en el campus donde actualmente estudia la primogénita del Rey Felipe. En contraste, esta es justamente la red social que más gusta a los usuarios entre los 18 y los 44 años. De este rango poblacional, los jóvenes de entre 25 y 34 años son quienes, en una aplastante mayoría (64%), estarían a favor de un referéndum contra la institución. ¿Esto no resulta en sí mismo un llamado de atención urgente?

Mucho se ha hablado de la resistencia que parece poner la Reina Letizia ante la posibilidad de unirse a esta comunidad digital, tal como lo han hecho sus pares, Rania de Jordania y Charlène de Mónaco, quien incluso ha posteado fotos inéditas de su vida familiar, mezcladas con algunas causas que intenta visibilizar. ¿Por qué no podría hacer lo mismo la Soberana? A fin de cuentas, ella se ha convertido con el paso de los años en un valor activo y muy en alza para la corona. Ha traído consigo ciertos aires de modernidad, pero aún es mucho el camino a transitar.

Hace un tiempo, 'El Español' propuso esta visual de cómo se vería una cuenta de la Reina Letizia en IG, ¿a que está genial? Fuente: (Instagram).

Sin embargo, medios como 'La Otra Crónica' aseguran que "es cuestión de tiempo, y no de ignorancia o rechazo, que Zarzuela se abra una cuenta oficial de Instagram", tal como sucedió en 2014 cuando Casa Real accedió a convertirse en usuaria de Twitter. El Rey Felipe y la Reina Letizia sí que estelarizan los contenidos, pero les falta el factor humanizado y creíble. No se trata solo de dejar constancia de todas sus actividades de representación, sino de entender a sus protagonistas. Aquellos días en los que las figuras monárquicas eran inaccesibles e incuestionables quedaron sepultados siglos atrás

En este parámetro, expertos en social selling, como Rubén de Gracia, han expuesto ante el diario antes mencionado que tanto el Rey Felipe como la Reina Letizia deberían "intentar imitar lo que funciona. Son un buen ejemplo de cercanía, ya no estamos en la Edad Media. Lo ideal es que se vea la utilidad de Casa Real, su parte oficial, corporativa y benéfica, pero también la humana. Para ello no solo hay que colgar fotos, también vídeos, desde stories que duran 24 horas y luego los puedes fijar en tu perfil, hasta reels, vídeos de pocos segundos por temáticas que captan seguidores".

Otras Noticias