REINA ISABEL

La Reina Isabel enciende las alarmas, la visita del Príncipe Harry genera dudas

Se teme que de no tomar esta decisión a favor de la Soberana, los de Sussex se habrían arrepentido el resto de su vida.
sábado, 16 de abril de 2022 · 19:33

Dos años han pasado desde que el Príncipe Harry y Meghan Markle decidieron desligarse de la institucionalidad de los Windsor para vivir una vida completamente ajena a la monarquía en Estados Unidos, pero lo que nadie pensó es que durante todo este tiempo también permanecerían separados de la Reina Isabel incluso a nivel familiar. Una famosa entrevista realizada en marzo del año pasado, sería el principio del fin de meses de confrontación entre los duques de Sussex y el resto de la familia real.

Harry y Maghan se reencuentran con la Reina Isabel. Fuente: (Foto de archivo)

Finalmente, Harry y Meghan retornan al Reino Unido y creemos que esta vez la pareja ha hecho tema aparte en sus exigencias en torno a su seguridad para visitar a la Reina Isabel. Este pasado jueves, medios locales reportaron el arribo de los duques, como un pequeña escala antes de dirigirse hacia Países Bajos con motivo de la celebración de los juegos Invictus que ambos patrocinan.
 
Esta primicia ha conllevado, más allá de la propia visita, a que medios como el argentino "Ámbito" sospechen sobre las razones para este encuentro familiar y se apunta a una posible desmejoría en el estado de salud de la Reina Isabel en las últimas semanas. Recordemos que su última aparición fue desde la misa memorial en honor a su esposo, Felipe de Edimburgo. De allí en más, la Soberana no ha vuelto a la esfera pública.

La Reina Isabel y los duques de Sussex. Fuente: (Foto de archivo)

Además, el hermetismo alrededor de esta visita se ha llevado de tal forma que hay dudas sobre si realmente se llevó a cabo, aunque varios internos de Casa Real han confirmado que el Príncipe Harry y Meghan Markle si estuvieron con la Monarca. También se desconoce si en esta reunión se incluyó la presencia de los hijos de la pareja: el primogénito Archie, a quien la Reina Isabel no ve desde sus primeros meses de nacido y la pequeña Lilibet Diana, concebida en Estados Unidos. Esto ha causado en la prensa una gran expectativa frente a los detalles de este encuentro.

Por ahora, la decisión de Harry y Meghan de regresar al Reino Unido no queda exenta de toda suspicacia posible. El cuadro clínico de la Reina Isabel se mantiene en reserva y se teme que la decisión de los de Sussex sea de las últimas que han podido tomar a tiempo. Quizás más adelante sea más bien demasiado tarde.

Otras Noticias