ROCÍO JURADO

El amor de Rocío Jurado y José Ortega Cano convertido en cenizas, las imágenes lo confirman

Cómo el amor se fue gastando.
jueves, 9 de junio de 2022 · 04:15

Hecho añicos, desangelado, así se ve hoy en día a Montealto. Las imágenes no son más que una radiografía que, certera, muestra el amor de Rocío Jurado y José Ortega Cano. Víctima del tiempo, caído en desgracia, no quedan más que cenizas.

Cada fotografía duele, impacta. No hace más que confirmar el abandono y el olvido al que se sometió aquel nido de un romance que parecía inmortal. La trinchera desde la que, juntos, inseparables, libraron la última gran batalla de “la más grande”, luce vacía y descuidada.

Así se encuentra Montealto, la casa de Rocío Jurado y José Ortega Cano. Fuente: (Idealista)

La impresionante mansión emplazada en la más exclusiva urbanización de Madrid, La Moraleja, fue construida en 1981. Ocho años más tarde, sería habitada por Rocío Jurado junto a su familia. Mitad hogar y mitad refugio, se convirtió en una suerte de búnker durante los últimos años de su vida.

Allí, la oriunda de Chipiona crió a sus hijos. Los acompañó en cada paso y los vio crecer, hasta el día de su lamentable partida, que tuvo lugar el 1 de junio de 2006. Más allá de la fuerte carga sentimental que representa, la propiedad fue también epicentro de las incesantes batallas que se dieron, y se dan hasta el día de hoy, en el seno de una familia fragmentada.

Tal es así que Rocío Carrasco expuso mediáticamente la vivienda de Rocío Jurado y José Ortega Cano en el marco de la docuserie de Telecinco, donde se trae al presente aquellas remembranzas de la hermana de Gloria Camila.

Así luce la mansión en la que Rocío Jurado vivió sus últimos días. Fuente: (Semana)

La última voluntad de la cantante gaditana fue respetada. Es que en su testamento imploraba expresamente la venta de Montealto. La casa quedó así en manos de un inversor que pretendía reformarla, a fin de alquilarla con una renta de 18.000 euros al mes.

El sueño frustrado de Rocío Jurado

Este proyecto se vio frustrado por la crisis de inmobiliaria de 2008. Nueve años más tarde, salió a subasta pública por los impagos de su propietario, quien vio paralizadas sus obras. De esta manera, la finca entraba en concurso de acreedores. Su valor rondaba los 3,8 millones de euros, pero pesaba una deuda con Bankia de 2,9 millones. Por eso, la subasta quedó desierta.

La vivienda que protagoniza la docuserie de Rocío Carrasco, abandonada. Fuente: (Semana)

En 2018 la justicia de Alcobendas cedió aquel refugio de Rocío Jurado y José Ortega Cano a la entidad bancaria, que este año la volvió a poner en venta, pidiendo 3,4 millones de euros para concretar la operación inmobiliaria.

Vale aclarar que, tal como se aprecia en las fotos publicadas en un reconocido portal de ventas y alquileres, Montealto se ha venido abajo. Aquel imponente salón principal que estuviera decorado con cada gran triunfo de la cantante, se encuentra totalmente desierto.

Rocío Jurado fue feliz en su casa que estaba decorada con lujo y buen gusto.

En sintonía con este espacio, los baños ni los grifos conservan al día de la fecha. Una cocina sin cocina hace juego con estos desoladores ambientes. Paredes deterioradas, señales de boquetes en muros donde, se infiere, hubo una caja fuerte. Una piscina vacía y destrozada. Todas ellas, imágenes de una decadencia más que anunciada.

Cargando más noticias
Cargar mas noticias