REY FELIPE

El Rey Felipe podría tener en sus manos la herencia de Carmen Martínez Bordiú

El Soberano y el Congreso podrían dar a la familia de la aristócrata la estocada final.
jueves, 14 de julio de 2022 · 06:15

Cuando el Rey Felipe se proclamó en 2014, en su discurso anunció nuevos tiempos para la monarquía y un aire de renovación que, tal como hemos podido evidenciar en estos ocho años de reinado, ha fundamentado sobre una base de acciones en las que evidencia su intención de desapego de la gestión anterior, impulsada por su padre, el Rey Juan Carlos, y que lleva marcado desde su inicio la impronta de quien fungió como mentor del Emérito, el dictador Francisco Franco.

El Rey Felipe cada vez más alejado de los nobles y aristócratas. (Foto de archivo)

Es por ello que sobre el Soberano recae cierta sospecha sobre su taimado alejamiento de las familias nobles de España, especialmente tras el debate público que delibera si representaría para los españoles un resarcimiento histórico retirar o no aquellos títulos concedidos por el desaparecido exmilitar y golpista, incluido el que lleva con orgullo su descendencia: el Ducado de Franco, hoy por hoy, en manos de la nietísima del dictador, Carmen Martínez Bordiú.

Sin embargo, es perfectamente posible que, al menos en este caso tan particular ya mencionado, el Rey Felipe no tenga que intervenir directamente, dado que las disputas internas en lo familiar y la fijación establecida para garantizar la continuidad del título por la vía hereditaria podrían resultar infructuosas ante una amenaza mucho mayor que podría provocar su absoluta desaparición.

Carmen Martínez Bordiú podría perder su condición como noble (Foto: archivo)

Esto debido a que el Congreso se encuentra en vías de aprobar la Ley de Memoria Democrática, herramienta jurídica que contempla, tal como adelantamos en un párrafo anterior, anular todos los títulos nobiliarios concedidos por el infame dictador y en esta disposición figuran, por supuesto, el mentado Ducado, además del marquesado de Villaverde y el señorío de Meirás, que el padre del Rey Felipe, Don Juan Carlos, asignó a Carmen Polo, viuda de Franco "en atención a las excepcionales circunstancias y merecimientos que en ella concurren", según apuntó "Mujer Hoy".

Si esto sucediera, Carmen Martínez Bordiú dejará desprovisto a su hijo, Luis Alfonso de Borbón del Ducado, y ni siquiera podría hablarse de otros con menor reconocimiento como el de Cádiz y el de Anjou, creaciones del Rey padre para satisfacer los caprichos de Franco en vida y que de cara al futuro no tendrían más vigencia. De paso, no tienen carácter hereditario, por lo que la nieta de Carmen, Eugenia  de Borbón, tampoco podrá hacer uso de esta distinción cuando sea el momento correcto.

Otras Noticias