INFANTA CRISTINA

Lo que ganan y pierden la Infanta Cristina e Iñaki en 6 meses separados y con su inminente divorcio

Pronto comienza el inicio del fin para los exduques de Palma.
sábado, 23 de julio de 2022 · 11:51

Un matrimonio que durante 25 años se mantuvo indestructible frente al escándalo, la deshonra y el ostracismo; hoy es noticia pasada desde aquellos días de enero, cuando la revista "¡Hola!" publicó en exclusiva las imágenes en las que Iñaki Urdangarin quedó delatado ante los ojos de la Infanta Cristina y el resto de España. Estas fueron las primeras imágenes en las que se le vio con su nuevo interés sentimental y en aquel entonces compañera de trabajo, Ainhoa Armentia.

Iñaki Urdangarin saltó en enero a los medios de la mano de Ainhoa Armentia. Fuente: (Instagram)

El infortunado hecho trajo por supuesto notables consecuencias: Casa Real quedó salpicada pese a que se mantuvo con la línea discursiva de estar completamente ajena a los asuntos privados de los exduques de Palma. El vasco se convirtió automáticamente en el gran villano de la historia. Además, por primera vez, la Infanta Cristina pasaba de ser la integrante de la familia Borbón menos popular, a despertar grandes manifestaciones de empatía a nivel de medios y la opinión pública, al convertirse en una mujer que entregó todo por amor y recibió la peor traición a cambio. Si algo resultó doloroso además de los cuernos, es el alto costo mediático que supuso un daño moral incluso para los hijos de la tercera en discordia.

Estos meses, seis para ser exactos, han transcurrido en medio de tormentas familiares, reuniones incómodas y capitulaciones matrimoniales ya resueltas. Mientras que Iñaki Urdangarin, la Infanta Cristina y sus cuatro hijos (Juan, Pablo, Miguel e Irene) han debido ajustarse a su nueva normalidad. Las esperadas vacaciones familiares en las costas francesas de Bidart ya no serán como antes y en el más triste de los escenarios, la cercanía y complicidad que hubo entre la familia de Iñaki y su exmujer, podría decaer con el paso del tiempo con la llegada de Ainhoa.

Sin tristezas ni su característica verruga facial, así se presenta la Infanta Cristina al mundo después de la tormenta. Fuente: (Instagram)

Tal como lo refiere "OKDiario", para este tiempo las aguas se han calmado y a pesar del dolor y la decepción, la Infanta Cristina se ve más recuperada y sonriente, con evidentes cambios estéticos y con un estilo mucho más cuidado. Entre su círculo se mantiene que todavía no se recupera del todo, pero al menos se deja ver con su mejor semblante y esto ya es un gran avance, en comparación con sus peores días aislada en Ginebra.

Para inicios del otoño, la historia que unió por tres décadas a la Infanta Cristina y a Iñaki Urdangarin llegará a su fin por la vía legal, ya que se tiene previsto que la "interrupción del matrimonio" repare en la firma de su inminente divorcio. Mientras, la exduquesa mantendrá en su dedo anular la alianza que alguna vez tuvo para ambos un gran significado. Hoy no se trata de un signo de apego, sino de respeto por los votos que alguna vez aceptó y como una declaración en la que refrenda que no fue ella quien falló. Claramente, en un futuro no se ve "ni reconciliación, ni perdón".

Otras Noticias