IMANOL ARIAS

Imanol Arias, los entresijos del rostro más conocido de "Cuéntame"

El actor y una trayectoria que impresiona.
domingo, 3 de julio de 2022 · 03:30

Nacido en Riaño, León, creció en el País Vasco. Conoce la pobreza, sabe de humildad. Sin embargo, Imanol Arias pudo superarse y salir adelante. Aquel galán de ojos y cabello negro, con labios visibles, conquistó el cine español de los ochenta y al día de hoy continúa más vigente que nunca gracias a su paso por “Cuéntame”.

Con buen tino, en los 80 abandonó su maestría industrial en electrónica, a fin de volcarse de lleno en el mundo de la actuación. Pese a la oposición de sus padres, de origen trabajador, siguió sus sueños y se instaló en Madrid con la idea de forjar su carrera artística.

Imanol Arias. Fuente: (Instagram)

Los primeros pasos del actor fueron los más duros. Durmiendo en el metro por falta de dinero, sintiendo el hambre en carne propia, llegó a la pantalla grande en 1976 para finalmente conocer su máxima pasión: el teatro.

Según Imanol Arias su mejor año fue 1982, luego de vivir dos años en Cuba, donde protagonizó su primera película, “Cecilia”. Al regresar a la capital española, fue tocado por una varita mágica y encaró diversos largometrajes. Entre ellos, se destacan los dos filmes de un fresco Pedro Almodóvar.

El segundo título que comparte con el destacado director de cine lo encuentra acompañado de Cecilia Roth y un joven, aún desconocido, Antonio Banderas. En 1983, la televisión le regaló la popularidad sobre la cual pudo cimentar su carrera profesional que, lejos de menguar, se mantuvo en lo más alto.

Gracias a su físico y personalidad seductora, el camino –que no fue para nada fácil- se fue allanando. El rostro del intérprete comenzó a aparecer con mucha frecuencia en revistas del corazón, convirtiéndose en una de las personalidades más destacadas de la escena artística española. En efecto, resultó elegido Hombre del Año en 1983.

Imanol Arias en "Cuéntame". Fuente: (Instagram)

Dos años más tarde, cuando su fama estaba en ascenso, comenzó a instalarse la idea de Imanol Arias como un “símbolo”, convirtiéndose en el rostro bonito del norte. Su sobreexposición era inevitable, así como también el aumento desorbitado de su caché. Hablamos de entre siete y ocho millones de pesetas por película.

El factor físico te acompaña, es algo irremediable. Me parece un riesgo trabajar con lo evidente, que es el físico. Esto puede llevarte a una dinámica nada creativa. Todos los grandes tienen este sello, pero también poseen esa capacidad de transformación y de distanciamiento sobre uno mismo a la hora de actuar que me interesa.

Llegaron los 90. La década llegó con una gran oportunidad de su carrera: trabajar junto a Steven Spielberg y Harrison Ford. Pero se le escaparon entre los dedos, ya sea por motivos sindicales o de idioma, aquel sueño americano se terminó desplomando sin más frente a sus ojos.

Con un nuevo milenio en puerta, Imanol Arias consigue gracias a “Cuéntame” el regreso de la popularidad superlativa. Gracias a su convincente papel de Antonio Alcántara en la más longeva de la historia de la televisión española, los 2000 le dieron al artista una segunda oportunidad.

Si bien en los últimos tiempos acaparó muchos más titulares por las polémicas de índole económica que por su condición de actor, su carrera como intérprete, con más de 60 películas en su haber, es de las más sólidas de este país.

Otras Noticias