IÑAKI URDANGARIN

Ni cariños, ni complicidad: la crónica de una crisis anunciada entre Iñaki Urdangarin y Ainhoa

El exatleta y la vitoriana intentan recomponer su relación, cada vez más cuestionada por todos.
jueves, 7 de julio de 2022 · 11:07

Estos últimos meses no han sido especialmente fáciles para Iñaki Urdangarin y su nuevo interés sentimental, Ainhoa Armentia, a pesar de las últimas imágenes difundidas por la revista "¡Hola!" en las que se apreció a la pareja tomando el sol en las playas francesas de Erretegía en la localidad de Bidart.

Habíamos reflejado en una nota anterior que un detalle muy llamativo en estas capturas reflejan la nula interacción entre ellos. No se les vio gestos de cercanía ni complicidad y más bien conversaban con un semblante bastante serio que dista del que podríamos esperar de una pareja enamorada. Este comportamiento ha ratificado las sospechas sobre una crisis de pareja que atraviesan actualmente y, hasta el momento, intentan superar con actividades que les permitan acercarse y relajarse después de luchar contra tanta controversia a su alrededor.

La pareja fue vista este pasado fin de semana, aunque junta, bastante distanciada. (Foto: ¡Hola!)

Esto no es algo que se pueda juzgar. El escándalo que se suscitó a principios de año cuando su noviazgo saltó por los aires y marcó el fin de la relación entre Iñaki Urdangarin y la Infanta Cristina les ha traído un alud de situaciones que han debido sortear en muy poco tiempo, mientras que la analista contable salía del anonimato para convertirse en la nemesis sentimental de la exduquesa de Palma, el exbalonmanista se convertía en el villano de su propia historia bajo los punzantes señalamientos sobre su  deslealtad e ingratitud hacia la hija de los eméritos y todo esto al tiempo que intentaban mantenerse unidos y ecuánimes frente a la prensa y la opinión pública.

No olvidemos tampoco otros temas importantes como los familiares. Para Iñaki Urdangarin, el mayor golpe de realidad lo habría tenido con su hija menor Irene, quien resintió más que ninguno de sus otros tres hijos el dolor que atravesó a la Infanta Cristina en todo el proceso, así que debió viajar en varias ocasiones a Ginebra para intentar recuperar la confianza de su benjamina. Una situación similar habría ocurrido con el segundo hijo, Pablo, quien presuntamente reclamó a su padre el hecho de que no intentara recuperar el amor de su progenitora. Sin embargo, estas pequeñas tormentas internas han paliado y siguen unidos a pesar de su nueva realidad.

Desde hace dos meses, cuando Iñaki Urdangarin y Ainhoa Armentia fueron captados juntos, ya se adivinaba cierta distancia. (Foto: ¡Hola!)

Por su parte, Ainhoa Armentia solicitó oficialmente el divorcio de su esposo, Manuel Ruiz. Por aquellos días de enero, el desprevenido hombre debió pedir una baja psicológica al enterarse por los medios que su aún esposa era ni más ni menos que la tercera en discordia entre los exduques de Palma. Ambos comparten dos hijos de 17 y 14 años que debieron enfrentar este escándalo y finalmente resultaron salpicados, aunque el entorno de la victoriana asegura que han podido superarlo sin secuelas negativas, gracias a que sus padres han logrado llevar las cosas con calma y bajo comunes acuerdos que aliviaron milagrosamente la pesada situación moral.

La actual situación de desempleo de Iñaki, los proyectos de vida conjuntos que aún no terminan de concretarse y la renuente actitud de la madre del vasco, Claire Liebaert, frente a esta decisión de vida que le apartó a su hijo de Cristina, también son otros factores que han afectado la relación desde lo interno. Sin embargo, tanto Iñaki Urdagarin como Ainhoa Armentia intentan seguir su camino juntos y en la más absoluta normalidad hasta que el vasco sea finalmente un hombre divorciado. Después de este día, el futuro es más que incierto para la pareja.

Otras Noticias