REY FELIPE

Los temas incómodos que la Reina Letizia renegocia con el Rey Felipe cada vez que visitan Mallorca

Por si quedan algunas dudas, hay situaciones y presonas que aún la Monarca no perdona en la balear.
lunes, 1 de agosto de 2022 · 06:00

Una respuesta que quizás no lleguemos a escuchar por parte de la Reina Letizia tiene que ver con cuáles son sus verdaderos sentimientos cada vez que debe pasar algunos de sus días de disfrute anual por vacaciones en Palma de Mallorca. Es tema histórico su relación amor-odio con la balear y aún resulta un misterio saber si, después de casi 20 años de matrimonio con el Rey Felipe, ha podido superar sus recuerdos más amargos junto a quienes hoy conforman el grupo de "familiares del Rey", incluyendo a los reyes eméritos, Juan Carlos y Doña Sofía.

Lejos quedaron aquellos días del año 2004, pocos meses después de haber contraído matrimonio con el actual Monarca, cuando la Reina Letizia, entonces Princesa de Asturias, debió enfrentarse a su primer golpe de realidad entre grandes cambios en su modo de vida, su tirante relación con el resto de los Borbones y además, todas las cámaras y focos puestos en ella. Aunque no es nada con lo que no haya lidiado antes, sus primeros meses junto a la familia real, debieron ser como mínimo un verdadero infierno, en el que nunca se sintió ni cómoda, ni segura en términos de privacidad.

La Reina Letizia en 2004 junto a Iñaki Urdangarin. Fuente: (Foto de archivo).

Por si fuera poco, también sucede que en esta paradisíaca isla, residen algunos de los amigos más cercanos del Rey Felipe, un rutilante grupo de  acaudalados empresarios que nunca vieron en ella a una mujer digna de ir de la mano con quién hoy regenta la jefatura de estado y a quienes no está encantada de volver a encontrar en su camino. Son los mismos con los que el Monarca se reúne en algún chiringuito de la playa a degustar generosas porciones de buena comida marítima, quizás tomar algunas cervezas y poder desconectar un rato de sus obligaciones y poder ser "uno más", al menos por algunas horas.

Quien en todo caso no parece tener intención alguna de "desconectar" es la propia Reina Letizia, y aunque no da señas visibles desde su propia actitud y comportamiento, se sabe que prefiere mantenerse preventivamente alejada de su familia política tanto como sea posible, y con respecto a los "compis" del Rey Felipe, ¡ni hablar! No existen para ella razones que motiven a generar encuentros que puedan remover sentimientos adversos en ella.

En aquellos días, la Reina Letizia no encontraba su lugar dentro de la familia real. Fuente: (Foto de archivo).

Desde que se convirtió en Monarca, la Reina Letizia ha sabido dar una patada al tablero y hacer las cosas de acuerdo a su entera conveniencia y en la que solamente incluye a su esposo e hijas. La era de los desplantes y sufrimiento llegaron a su fin hace mucho tiempo y si puede evitarlo, no serán más parte del menú de entretenimiento de aquellos que la hirieron profundamente en sus primeros años como parte de la familia real.

Otras Noticias