CHARLÈNE DE MÓNACO

Ni Carolina ni Estefanía: esta sería la persona que Charlène de Mónaco no soporta en el principado

La Princesa pasará algunas facturas pendientes ahora que regresó recuperada.
viernes, 26 de agosto de 2022 · 10:07

Para Charlène de Mónaco, la remarcada relación que existe entre su esposo, el Príncipe Alberto, y el hijo mayor de este, Alexandre Coste (quien forma parte de la vida del Grimaldi desde que se pudo comprobar su nexo consanguíneo tras la demanda interpuesta por la madre del joven, Nicole Coste), podría ser más llevadera de no ser por el pésimo roce entre ella y su némesis familiar, pues la togolesa se ha propuesto exponer ante cualquier medio dispuesto a escucharla sus lapidarias opiniones sobre la sudafricana y algunas anécdotas cuya finalidad consiste dejar a la Princesa muy mal parada.

A pesar de que de alguna manera esta rivalidad entre ambas mujeres también ha afectado al chico, quien ha preferido llevar adelante una vida sumamente privada, esto no le ha restado en absoluto en su propia dinámica padre-hijo con el Príncipe Alberto, quien realmente le adora, a pesar de lo que pueda pensar Charlène de Mónaco.

Recientemente, Alberto y Alexandre fueron captados almorzando juntos en muy buen rollo. Fuente: (Instagram)

Alexandre ni siquiera parece reparar en viejos recuerdos, que, relatados por Nicole, exponen el supuesto lado B de Charlène de Mónaco, quien presuntamente enviaba al entonces niño de entre 7 y 8 años de edad a dormir en las dependencias de los criados cuando el Príncipe no estaba en La Roc, o las acusaciones públicas de su madre, cuando él apenas tendría algo más de un año de nacido, mientras le reclamaba a su exnovio hacerse cargo de su paternidad.

Más de una década después de todo aquello, el joven parece disfrutar de la cercanía de su padre y, en el último año, se lo vio compartir con sus hermanitos, los príncipes Jacques y Gabriella, aunque se presume que las cosas cambiarán ahora que Charlène de Mónaco ha regresado de su dilatada ausencia entre los meses que estuvo recluida en Sudáfrica y Suiza. La exatleta prefiere mantener a sus hijos alejados del círculo familiar que rodea a su esposo entre Grimaldis e hijos reconocidos a posteriori. Sin embargo, esto no desmorona al chico, quien, si bien sabe que deberá esperar turno para integrarse nuevamente a la vida de los pequeños, disfruta de una vida privilegiada y un puesto que le permite pasar olímpicamente de su implicación en materia de dinastía y sucesoria: es también heredero de la fortuna del Príncipe Alberto, valorada en miles de millones de euros.

Sobre Charlène de Mónaco pesa la duda sobre un hecho de discriminación cuando era niño. Fuente: (Instagram)

Pero si algo admira el esposo de Charlène de Mónaco, a pesar de que su hijo es aún un adolescente, es su capacidad bien sentada para la discreción. Nadie puede decir hoy que ha escuchado a Alexandre emitir juicio alguno contra su madrastra. De esto se ha encargado su madre, quien no ha tenido reparos en despacharse a gusto contra la royal. Entre el padre y su hijo hay fuertes vínculos que los unen, personalidades parecidas y gustos que comparten. Fuera de ser un chico mimado y prepotente, las cualidades del joven han fascinado al Grimaldi.

Otras Noticias