REY JUAN CARLOS

La engorrosa penitencia que el Rey Juan Carlos cumpliría si hacerlo le permite volver a Zarzuela

Pocas opciones le quedan al Emérito entre la incertidumbre y la falta de arrepentimiento.
miércoles, 3 de agosto de 2022 · 06:45

Solitario, acalorado y con su credibilidad y buen nombre por los suelos, este es el retrato actual del Rey Juan Carlos ahora residenciado en Abu Dabi. Confinado a una isla tan lujosa cómo solitaria en esta inclemente época del año por sus altas temperaturas, y que dista muchísimo de sus días como Monarca, más allá de aquellos joviales años como Príncipe de Asturias.

Con nostalgia, recordará, en el refugio que supone su jaula de oro en el Emirato, aquellos momentos familiares de los que hay cantidades impresionantes de material fotográfico, y que hoy destacan como un inequívoco de que los mejores días del Emérito nunca más volverán ni se replicarán, ¿o es que hay forma alguna de que el Rey Felipe siga sus pasos y se deje ver, por ejemplo, al borde de un trampolín con un bañador rojo puesto?

El Rey Juan Carlos en una imagen irrepetible de épocas pasadas y felices. Fuente: (Foto de archivo).

Esta es la imagen que rescata LOC en una de sus más recientes ediciones. La captura que data de los años 70, muestra al Rey Juan Carlos en una de las piscinas de La Zarzuela a punto de darse un chapuzón, parado en el borde del trampolín, ligeramente bronceado, con una cadena de oro en el cuello y mirando hacia un lado como si hablara con alguien fuera de encuadre. Imágenes como estas y otras escenas familiares fueron las que Casa Real hizo públicas en aquellos años para que los españoles comenzarán a encariñarse con el joven heredero de Franco, el Príncipe de Asturias, junto con la entonces Princesa Sofía.

La fórmula se mantuvo hasta mucho tiempo después de la coronación de los reyes eméritos, cuando se intentaba mostrar la cotidianidad de la familia real, y el Rey Juan Carlos era retratado junto a sus hijos de paseo, enseñándoles a andar en bicicleta, o en su despacho feliz por la llegada del pequeño Felipe y sus hermanas las infantas al llegar de la escuela. Eran décadas felices en las que la imagen del exmonarca era más que incuestionable e impoluta. Nadie podría creer que hoy por hoy, este sería su eterno presente, aislado a 7 mil kilómetros de Madrid y renegado en su país, con un prontuario de descalabros financieros reprochables y sin intenciones de redimirse por ahora.

El Rey Juan Carlos podría no volver a España en el corto plazo. Fuente: (Instagram).

No hay bañador rojo que pueda salvar actualmente al Emérito de su suerte para intentar ganarse la confianza de los españoles, ni ningún amuleto que lo acompañe para ello. Solo podría haber un camino viable, el del arrepentimiento al menos de cara a la opinión pública y que pueda redimir a Zarzuela de sus faltas. Solitario y acalorado, ¿volverá pronto a España?

Otras Noticias