CHARLÈNE DE MÓNACO

Charlène de Mónaco desvela una nueva faceta que aún causa suspicacias

La Princesa dejó claro si en realidad logró recuperarse o lo que se ve es solo parte del plan.
martes, 30 de agosto de 2022 · 14:14

Polémicas, rumores, especulaciones y los más variados calificativos han rodeado a la figura de Charlène de Mónaco en el último año. Ante las provocaciones, ella ha optado por hacer caso omiso y refugiarse en el silencio, pero, al entender que quizás en su situación tan particular esto le ha traído más perjuicio que beneficio, su decisión de conceder una última entrevista habría sido la más acertada. Se la ve más animada, más proactiva y sonriente desde que regresó de su internación en Suiza, pero ¿realmente es un estado de mejora real o simplemente una puesta en escena?

Ha sido la propia exatleta quien ha dado respuesta a esta y otras interrogantes gracias a sus declaraciones para la revista sudafricana 'News 24' y que el medio 'Monaco Tribune' recogió en una reciente edición.

Me siento mucho más fuerte físicamente. El camino ha sido largo, difícil y doloroso. No quiero ir muy rápido, pero hoy me siento más tranquila.

Charlène de Mónaco parece más recuperada en este regreso a la institucionalidad. ¿Verdadero cambio o conveniencia? Fuente: (Instagram)

¿Cómo ha podido lograrlo? Según confiesa la sudafricana, el volver a practicar deportes le ha permitido a Charlène de Mónaco volver a su centro de gravedad, pero refrenda que no hay cambio posible sin el apoyo incondicional de los seres queridos, especialmente, la familia. Para ella, su esposo, el Príncipe Alberto y sus hijos, los pequeños príncipes Jacques y Gabriella, son su pilar y junto con ellos avanza hacia una recuperación total. El vínculo que tiene con los niños es vital para ella y a ambos es a quienes dedica su mayor tiempo y esfuerzo. Junto con Alberto consideran que crear en los pequeños consciencia del mundo, de la importancia de preservar especies, cuidar el ambiente y sumergirse en actividades que les permitan explorar y aprender es sumamente necesario para lograr ser la mejor versión de sí mismos.

Charlène de Mónaco retoma su presencia entre los monegascos y el principado como nunca antes. Fuente: (Instagram)

La clave de la recuperación de Charlène

Además, para Charlène de Mónaco su encuentro cercano con la espiritualidad ha jugado también a favor. Recordemos que este verano tuvo la oportunidad de visitar al Papa Francisco en el Vaticano y, además, vive su proceso interno apegada a sus convicciones religiosas.

Soy profundamente cristiana y fue un honor y un privilegio encontrarnos. Mi esposo y yo compartimos un momento solemne y emotivo. La fe me ha guiado en momentos difíciles de mi vida.

Siendo así, todo parece indicar que a pesar de los tortuosos momentos que debió atravesar durante su prolongada estadía en Sudáfrica y Suiza y tras aceptar sus falencias a nivel emocional, para Charlène de Mónaco este año de ausencia fue necesario para reordenarse, sanar y establecer nuevas prioridades y objetivos. ¿Cómo se vislumbra a sí misma en el futuro? Pues es una pregunta que hoy por hoy responde con claro convencimiento. "Mi año está lleno y estructurado. Estoy totalmente entregada a mis proyectos personales presentes y futuros, pero también a las necesidades de mis hijos y lo seguiré haciendo por el momento".

Otras Noticias