REINA SOFÍA

El doloroso motivo por el cual la Reina Sofía jamás descansará hasta reunir de nuevo a su familia

La Emérita intentó siempre ofrecer a sus descendientes lo que ella no tuvo por años.
sábado, 6 de agosto de 2022 · 13:03

A diferencia de otros años, para la Reina Sofía quizás sea este el periodo vacacional que se distinga de los anteriores en el Palacio de Marivent. Además de los tradicionales posados anuales, como el que se captó recientemente en su salida con la familia real a cenar en el restaurante Ola de Mar, algunos medios alertaron días antes sobre la presencia del Rey Felipe y sus hermanas, las infantas Elena y Cristina, en la residencia veraniega real. Por lo que podríamos asumir como un gran éxito familiar para la Emérita, en el que logró romper su racha solitaria en Palma de Mallorca.

La razón por la cual la Reina Sofía atesora tanto sus recuerdos junto a la familia real en su días como Consorte junto al Rey Juan Carlos, se debe a las falencias latentes de su propia historia personal. Muchas son las vivencias que separan su infancia a la de sus nietas Leonor y Sofía por ejemplo, rodeadas del amor, la complicidad y la compañía de sus padres, la de la Griega trascurrió entre guerras, ausencias y tristezas, con pocos momentos verdaderamente felices en su lugar favorito en el mundo, el palacio veraniego de Tatoi, ubicado en las afueras de Atenas.

Para la Reina Sofía, Tatoi es su primer lugar favorito en el mundo. Fuente: (Foto de archivo).

En este enclave helénico realmente está su corazón y su amor manifiesto por Palma de Mallorca tiene que ver con sus recuerdos más entrañables vividos en su país de origen, cuyas aguas del Mar Mediterráneo le recuerdan al mar Egeo, del cual se siente hija y como buena hija prodiga, regresa cada vez que tiene oportunidad. Dista por supuesto de sus primeros años entre carencias y huídas producto de las avanzadas nazis en Europa y que suponían un gran riesgo de vida para ella y su familia, y que la llevaron a vivir en al menos en 22 residencias entre sus viajes a Sudáfrica y Egipto (según lo recogido por "Mujer Hoy), en condiciones insalubres y problemas de dinero.

Una vez la familia real pudo recuperar presencia en Grecia y regresar después de un largo exilio marcado por las penurias de la segunda guerra mundial, la Reina Sofía encontró junto a sus hermanos, los príncipes Constantino e Irene, un hermoso hogar rodeado de exuberante naturaleza, donde se rodeó de animales y escenarios hermosos para tener finalmente una infancia feliz.

Sus ineludibles días en Mallorca, han terminado uniendo a la familia real. Fuente: (Instagram).

A pesar de que en España la Reina Sofía intentó crear para sus descendientes hermosas postales para la memoria a través de los años, los desencuentros familiares e institucionales han marcado las distancias entre ellos. Sin embargo, a la vuelta de estos años recientes, la Emérita vuelve a intentarlo. La reciente cumbre celebrada en días pasados es prueba de ello. ¿Volveremos a ver a la familia real y sus integrantes satélite reunidos nuevamente bajo el mismo techo?

Otras Noticias