REINA ISABEL

Las inevitables consecuencias de la partida de la Reina Isabel que afectan severamente a su familia

Para los Windsor, el futuro es incierto y el presente insostenible.
lunes, 12 de septiembre de 2022 · 04:45

Una vez confirmado el deceso de la Reina Isabel este pasado jueves 9 de septiembre en el Castillo de Balmoral en Escocia, todo el clan Windsor se trasladó para despedirla en una recepción privada y estrictamente familiar a la que se unieron especialmente todos los nietos de la Monarca, incluidas las princesas Eugenia y Beatriz, Lady Louise, quien estuvo muy apegada a su abuelo, Felipe de Edimburgo y por supuesto, el Príncipe Harry y su esposa, Meghan Markle.

La familia de la Reina Isabel agradeció a las personas que rodearon las inmediaciones de Balmoral. Fuente: (Instagram).

Una vez transcurridas las primeras 24 horas desde el fatídico hecho, tanto el Rey Carlos III como su heredero, el Príncipe Guillermo y el Duque de Sussex retornaron inmediatamente a Londres, el resto del grupo se quedó junto al féretro para custodiarle mientras proseguían los preparativos para su traslado al Castillo de Holyrood en la localidad de Edimburgo.

Para mayor gratitud de este costado familiar de la Reina Isabel, las ofrendas no dejaron de llegar a la fachada de esta finca tan querida por la Soberana y que tantas satisfacciones y recuerdos le trajo en sus últimos años. Es por ello que sus hijos, los príncipes Ana, Andrés y Eduardo en compañía de sus descendientes no pudieron sino agradecer todas las manifestaciones que tuvieron lugar hasta el punto de conmover hasta las lágrimas especialmente a la princesa Eugenia y su prima Zara Tindall.

Las nietas de la Reina Isabel, Eugenia y Zara no pudieron contenerse. Fuente: (Instagram).

Esto sucedió cuando los Windsor recorrieron la entrada de la finca y leyeron algunos de los sentidos mensajes que los más fieles seguidores de la Reina Isabel y su legado, dejaron para honrar su memoria. De la misma forma, el Príncipe Andrés, de quién siempre se dijo fue el ojito derecho de la Soberana, no pudo evitar dejar escapar algunas lágrimas, visiblemente conmovido por todas las dedicatorias y el sentir del pueblo que hasta hace algunos meses celebraba junto a ella sus 70 años de servicio y sacrificio al frente de la institución monárquica.

Por el momento, se espera que los Windsor ya se hayan trasladado de regreso a Londres, en la espera de los venideros acontecimientos planteados para dar el último adiós a la Reina Isabel.

Otras Noticias