ESTHER DOÑA

Esther Doña, Santiago Pedraz, un empresario y las líneas rojas que no se deben pasar

Los entredichos de una relación, sin vuelta atrás.
viernes, 9 de septiembre de 2022 · 06:15

Quién se iba a imaginar que después de semejante anuncio en la revista ¡Hola!, Esther Doña y Santiago Pedraz se esfumarían del foco mediático. La exclusiva sobre su boda fue el 24 de agosto y dos días después, otras fuentes ajenas a la revista se encargarían de desmentir lo  que iba a ser la noticia del verano. Los rumores de separación corrieron como pólvora.

Más tarde, el propio magistrado confirmó que la separación se había producido 12 días antes de la entrevista. Después de un año de relación, dejaron atrás el compromiso. Santiago Pedraz aseguró: “Hay líneas rojas que no se pueden traspasar. Esther las pasó todas y por eso me planté y rompí”. También mostró su desconcierto ante la publicación y señaló que nunca hubo dinero ni nada de su parte detrás de ese reportaje, solo “absoluta distancia” con Esther Doña.

Hay líneas rojas que no se pueden traspasar. Esther las pasó todas y por eso me planté y rompí.

Esther Doña, Santiago Pedraz y una boda anunciada. Fuente: (Instagram)

La marquesa también rompió el silencio: "Después de pedirme matrimonio, Santiago me dejó con un mensaje de dos líneas y no me lo tomé en serio. Es una sorpresa para mí y para todo nuestro entorno, por supuesto. No es que me haya decepcionado, es que no entiendo esta situación. No entiendo nada". Ella pensó que sería un arrebato y que se le pasaría rápido al juez, pues ambos estaban ilusionados.

En medio del torbellino, salió a relucir el nombre del empresario Bruno R., quien sería el nuevo “paño de lágrimas” de Esther Doña. También le atribuyeron ser el causante de la ruptura y la nueva ilusión de la marquesa.

No hay historia entre ellos. No hay nada. Bruno ahora no está de humor para empezar ninguna relación.

Esther Doña y Santiago Pedraz, un amor inconcluso. 

Posteriormente, se conoció la identidad del empresario: Bruno Rodríguez Argüelles Riva, alto ejecutivo de la naviera Suardíaz. El hombre estaría divorciado y recién  separado de su última pareja, pero no mantiene relación alguna con Esther Doña. "No hay historia entre ellos. No hay nada. Bruno ahora no está de humor para empezar ninguna relación", indicaron desde el entorno del empresario.

No hay historia entre ellos. No hay nada.

Sin invitación

Al parecer, el pasado mes de agosto, Javier Villarroya, un amigo en común entre Bruno R. y Esther Doña, invitó a algunas conocidas suyas a que pasaran una semana en el barco del empresario para navegar por las aguas de Ibiza. Una de ellas era la marquesa y el juez Santiago Pedraz ni siquiera estaba invitado.

Otras Noticias

Cargando más noticias
Cargar mas noticias