Princesa Leonor

Conoce la historia de la basílica del Pilar, la próxima parada del batallón de la Princesa Leonor

Un lugar que atravesó un incendio y dos bombardeos durante los últimos siglos.
lunes, 2 de octubre de 2023 · 17:02

Serán más de 600 cadetes de la Academia General Militar (AGM) de Zaragoza los que, junto a la Princesa Leonor, cumplirán con el ritual castrense de saludar a la Virgen del Pilar, en la mítica basílica aragonesa. Este sitio histórico, tanto para los españoles como para millones de personas de todo el mundo, ha atravesado siglos, incendios y bombardeos, entre otros sucesos que la convierten en trascendente y una cita obligada cuando se visita la ciudad.

Está previsto que la ceremonia, de la que participarán la Princesa de Asturias y el resto de los alumnos de primer año de la AGM, se concrete el próximo 6 de octubre, por lo que las ornamentaciones de los espacios comenzaron ya hace unos días.

La Princesa Leonor se unió en 17 de agosto al Ejército. Fuente: (Casa Real)

Así comenzará un mes de octubre repleto de emociones para la Princesa Leonor, que un día después de visitar a la Virgen del Pilar, jurará lealtad a la bandera; luego participará en la entrega de los Premios Princesa de Asturias, para continuar con el juramento a la Constitución y el festejo de su cumpleaños 18. Frenético.

Aunque estas actividades estarán divididas entre las ciudades de Zaragoza, Oviedo y Madrid, nos vamos a centrar en la capital aragonesa, puesto que ahí comenzó la futura Reina su instrucción militar y en donde está situada la basílica del Pilar, un símbolo de la Hispanidad que se ha mantenido a pie a pesar de todos estos años.

¿Cuál fue el origen de la basílica del Pilar?

La historia que acompaña el mito sobre el que se sustentan los orígenes de este templo cuenta que la Virgen María se apareció al apóstol Santiago el Mayor (el de Santiago de Compostela), cuando estaba predicando en la orilla del río Ebro. Como lo hizo sobre un pilar de piedra, este trozo comenzó a venerarse y, tiempo después, fue cubierto de bronce y plata. Un detalle no menor es que la roca nunca fue movida de ese sitio.

Como la basílica fue creciendo con el paso del tiempo, el pilar original y quedó ubicado sobre uno de los laterales, debido a los impedimentos arquitectónicos que marca el río Ebro para sus ampliaciones.

La Princesa Leonor ya recibió la boina roja luego de las primeras semanas de instrucción en Zaragoza. Fuente: (Casa Real)

Las primeras documentaciones sobre los orígenes de la basílica se remontan al siglo IX, cuando según la documentación de “La historia del traslado de San Vicente”, escrita por el monje Aimoino, habría existido una capilla cristina en esa zona que estaba bajo dominio árabe. Ese templo fue reemplazado luego de que, en el siglo XII, el Rey Alfonso I conquistó Zaragoza. La mayor parte de aquella iglesia de la Edad Media se perdió en un incendio en 1434, por lo que el nuevo templo se terminó de construir en 1515. Fue llamado Santa María.

Las nuevas obras de la futura basílica se iniciaron en el siglo XVII, inspiradas en la iglesia de San Pedro del Vaticano. En esos momentos, Zaragoza contaba ya con una catedral, la de El Salvador, con un estilo gótico, y había una necesidad de diferenciarlas. Eso sí, su finalización demandó siglos, tiempo en el que la popularidad de la Virgen del Pilar fue creciendo hasta convocar a varios millones de personas, que cada año la visitan.

Esta catedral cuenta con cuatro torres: la de Santiago, es la más antigua, original de 1715; luego fueron edificadas la torre de Nuestra Señora del Pilar, la torre de San Francisco de Borja y la torre de Leonor de Salas. Borja y Salas fue un matrimonio que no tuvo hijos y donaron el dinero para la construcción.

Estos sucesos religiosos convirtieron a Zaragoza en la primera ciudad del mundo en contar con dos catedrales: la basílica de San Salvador y la basílica del Pilar.

Una de las cúpulas de la basílica del Pilar que fue pintada por Goya. Fuente: (Instagram)

Ni las bombas pudieron contra la basílica del Pilar

Un poco más adelante en la historia, el templo que acogerá a la Princesa Leonor el viernes 6 de octubre sobrevivió a los ataques durante la Guerra de la Independencia, por parte de las tropas francesas de Napoleón Bonaparte. Esas marcas pueden verse hasta ahora en las paredes de la basílica.

Más tarde, en agosto de 1936, durante la Guerra Civil, la basílica del Pilar fue bombardeada otra vez, pero los proyectiles, que sí impactaron contra la edificación, no lograron explotar. Se especula que la nave desde la que fueron lanzados voló demasiado bajo como para activar los mecanismos: dos de ellas se conservan dentro del templo.

La basílica del Pilar, entre cúpulas de Goya y bombardeos

El templo en el que la Princesa Leonor tendrá una de las experiencias más importantes de su corta carrera militar tiene dos cúpulas pintadas por Francisco de Goya, que vio interrumpido su trabajo porque los poderosos de la ciudad, y benefactores de la iglesia, veían en sus trabajos rasgos demasiados populares.

Síguenos en Google Noticias para estar informado en todo instante

Más de
Cargando más noticias
Cargar mas noticias