Numismática

La verdadera historia de por qué se le llama “duro” a las monedas de 5 pesetas

Un clásico en los bolsillos españoles durante más de un siglo.
lunes, 5 de junio de 2023 · 12:12

De las monedas españolas más famosas y recordadas de la modernidad, sin dudas, el “duro” es una de las más representativas de los años en el que la peseta reinaba en los bolsillos de los españoles. ¿Por qué fue bautizada así la moneda de 5 pesetas?

Las pesetas fueron la moneda de circulación en España durante 134 años, hasta la llegada del Euro, en 2002. Descendiente del real, la moneda de 5 pesetas era reconocida como "duro", principalmente, debido a su valor y composición. Hoy, la moneda de 5 pesetas es uno de los clásicos de la numismática

¿Cuál fue la primera moneda de 5 pesetas?

La primera moneda de 5 pesetas fue acuñada durante el reinado de Isabel II y su emisión inicial fue en 1869. Esta moneda de 5 pesetas estaba hecha de plata y tenía un diámetro de aproximadamente 37 milímetros.

Las primeras monedas de 5 pesetas eran de plata y se ganaron el sobrenombre de "duro" por su durabilidad. Fuente: (Instagram)

Esta moneda de 5 pesetas tenía en el anverso el busto de la reina Isabel II con una corona y la inscripción "ISABEL II POR LA GRACIA DE DIOS Y LA CONSTITUCIÓN", mientras que en el reverso se mostraba el escudo de armas de España y el valor nominal de "5 PESETAS".

En sus primeros años, las monedas de 5 pesetas tenían un valor relativamente alto en comparación con otras denominaciones y, durante un largo tiempo, fue una de las monedas de mayor valor circulante. 

¿Cómo nació el sobrenombre “duro” para la moneda de 5 pesetas?

Como su valor de compra podría equivaler a una cantidad significativa de bienes o servicios en el pasado, equivalente a 20 reales, la moneda de 5 pesetas comenzó a llevarse sobrenombres con la connotación de "dureza" o "fortaleza", siempre en términos monetarios.

Las primeras monedas de 5 pesetas se acuñaron en 1868 y dejaron de circular en 2002. Fuente: (Instagram)

Originalmente, el "duro" era una moneda de plata acuñada en el siglo XIX y principios del siglo XX. Estaba compuesta principalmente por este material que le daba un aspecto brillante y resistente. Esto reforzaba la asociación con la dureza y solidez.

La moneda de 5 pesetas tenía una mayor durabilidad, en comparación con otras monedas de menor valor, que se desgastaron con su uso. La resistencia y longevidad de la moneda también contribuyeron a su apodo de "duro".

La moneda de 5 pesetas dejó de circular en España en 2002, cuando el país adoptó el euro como moneda oficial, pero no por ellos perdieron el interés de los estudiosos de la numismática.

Cargando más noticias
Cargar mas noticias