Mi casa es la tuya

Bertín Osborne le confiesa a Isabel Díaz Ayuso su truco para engañar la soledad tras su separación

El presentador habló sobre su ruptura con Fabiola Martínez.
viernes, 11 de junio de 2021 · 09:01

Bertín Osborne se separó de Fabiola Martínez a principios de este año, luego de más de dos décadas juntos y con dos hijos en común, Kike y Carlos, pero él mismo aseguró que fue la convivencia lo que desencadenó en la ruptura de una de las parejas más consolidadas del corazón.

Intentando seguir con su vida de soltero, Bertín Osborne tuvo una petición especial por parte de la Presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso. Se trataba de un especial de "Mi Casa es la Tuya", que no estaba en los planes de Telecinco.

Si bien esto causó caos en la programación, debido a que no se puede cambiar la taquilla si no es por un motivo de fuerza mayor, el programa de Bertín Osborne salió a la luz, aunque podría costarle caro, pues el organismo de Competencia podría cargar con una multa tras vulnerar la Ley Audiovisual. 

Sin embargo, Bertín Osborne regresó para hablar con Ayuso sobre distintos temas de la actualidad y de su vida privada, por supuesto no han podido dejar de lado la separación del madrileño con Fabiola Martínez, a quien al parecer por sus dichos, echa mucho de menos.

En una charla de dos horas, el presentador de "Mi casa es la tuya" y la política pasaron una velada entre caminatas, comidas al aire libre y conversaciones en un sofá en donde se sinceraron sobre su situación emocional

Bertín Osborne, por su parte, recordó una frase que Isabel Díaz Ayuso había mencionado y, claro, con un motivo muy particular: se sentiría identificado tras su separación de Fabiola Martínez.

Uno se da cuenta de que el amor se acaba cuando no quieres volver a casa.

Bertín Osborne no pudo evitar recordar a Fabiola Martínez y su ausencia en su hogar, pues él se encuentra viviendo solo sin sus hijos, por lo que no tiene a nadie quien lo reciba, sin embargo, contó su "estrategia" para que no le invada la nostalgia.

En casa estoy solo, casi procuro volver más tarde y así no estoy más tiempo solo.