UN SER HUMANO SIN IGUAL

Las historias detrás de Jordi Rebellón que lo convirtieron en un personaje aún más querible

El actor barcelonés era mucho más que un gran artista.
martes, 14 de septiembre de 2021 · 09:21

La pandemia nos ha hecho entender la vida desde otro lugar, pero, pese a que hemos perdido a decenas de seres queridos, es evidente que todavía no nos hemos acostumbrado al sentimiento de tener que despedirnos para siempre. Jordi Rebellón partió el día 8 de este mes producto de un ictus que nada tuvo que ver con el Coronavirus, y su fallecimiento nos recuerda todas aquellas experiencias amargas en las que estábamos sumergidos hace unos meses. No obstante, hay quienes se empeñan en recordarlo brillando y esa es una iniciativa a la que nos sumamos.

Hay quienes aseguran que la muerte redime de los pecados y que, de repente, todos los seres humanos cuentan con algo digno de admirar cuando pasan a mejor vida. Puede que esa apreciación sea correcta, pero realmente creemos que Jordi Rebellón era un grande y eso es algo que también hubiésemos contestado antes de su fallecimiento. Para darle mayor consistencia a nuestra versión, es necesario acudir al testimonio de David Andrade, un actor especialista en escenas dramáticas que contó con la posibilidad de trabajar con su colega.

Jordi Rebellón en "Hospital Central".

Andrade ha dialogado con Yahoo y es allí donde ha puesto de manifiesto dos experiencias suyas con el protagonista de “Hospital Central” que valen la pena recuperar. La primera tiene que ver con lo generoso que era Jordi con sus compañeros de trabajo, tenía un espíritu de colaboración constante que llamaba mucho la atención, pues él era la estrella del elenco (en la telenovela en la que se ponía en la piel del doctor Vilches). David relató que, cuando él ingresó como actor a la tira, la producción organizó una sesión de fotos para incluirlo en los afiches publicitarios, pero cuando llegó el día se olvidaron de avisarle y de enviar un coche para que lo llevara al set. Él comprendió que había sido un descuido y no tenía intenciones de ofenderse, pero el barcelonés plantó bandera y gritó su enfado a los cuatro vientos, pues no estaba dispuesto a comenzar con las fotos hasta que todo el equipo estuviese presente. “Jordi estaba súper enfadado porque decía que si no estábamos todos los compañeros él no se hacía la foto”, expresaba David y de ese modo ponía en evidencia que Jordi no toleraba la diferencia de trato en el set.

Con lo anterior, Jordi Rebellón dio pruebas concretas de su espíritu generoso, pues lo más sencillo hubiese sido que pidiera avanzar con la jornada y que luego agregaran a quien faltase mediante algún montaje fotográfico. Pero, esa no fue la primera vez que demostró su don de gente. La segunda anécdota es mucho más cercana en el tiempo y también ha sido expuesta por David. Él tuvo la iniciativa de producir un video para animar al personal sanitario en los días de confinamiento estricto, de modo que tomó su agenda y comenzó a contactar a aquellas personas que pensaba que podrían estar interesadas en colaborar. Jordi fue uno de los primeros en sumarse; y no solo eso, sino que sacó del baúl de los recuerdos al doctor Vilches y lo tomó para enviar un mensaje de concientización sobre el virus.

Jordi Rebellón.

Jordi Rebellón fue parte de espectaculares éxitos de la televisión española, pero ahora sabemos que su éxito profesional no era una cuestión casual, sino una especie de respuesta del universo hacia su enorme calidad humana. Como actor, uno de los mejores, sin lugar a dudas, pero como persona, alguien incomparable y es por eso que tomará mucho tiempo acostumbrarse a la idea de que ya no está entre nosotros.