CUMPLEAÑOS DE LUTO

La Reina Isabel afronta la pérdida de su gran amigo tras el fallecimiento del Duque de Edimburgo

Un fiel compañero de Su Majestad perdió la vida el mismo día que el funeral de su esposo.
miércoles, 21 de abril de 2021 · 09:59

El pasado 9 de abril, la Reina Isabel II recibió la peor noticia: su esposo, Felipe de Edimburgo, falleció en la madrugada de aquel inolvidable y lamentable día y fue comunicado a través de un escrito que ella misma realizó para confirmar que quien fue su compañero durante 73 años había perdido la vida a meses de cumplir 100 años

El funeral del esposo de la Reina Isabel se realizó el 17 de abril, al que acudieron solamente 30 personas seleccionadas por Su Majestad, pues, debido a la crisis por el coronavirus, se debían respetar las restricciones sanitarias y más teniendo en cuenta la edad de la Reina. 

Fuente: Telam.

La incertidumbre acerca de estos 30 invitados era en torno al Príncipe Harry, pues él no dudó en armar las valijas y trasladarse desde su hogar en el continente americano para acompañar a su abuela, la madre del Príncipe Carlos, en este difícil momento, dejando de lado cualquier diferencia que haya tenido con los miembros de la Casa Real Británica. 

Cuando parecía que la Reina Isabel no podía más con su sufrimiento, tuvo que soportar el fallecimiento de otro gran confidente y amigo, Sir Michael Oswald, quien perdió la vida a los 86 años de edad, casualmente, a pocas horas de realizarse el funeral del Duque de Edimburgo el pasado 17 de abril. 

Esta amistad entre la Reina Isabel y Sir Michael Oswald data de la década del '70, pues fue la pasión por los caballos la que provocó el acercamiento. Gracias a esto, Oswald consiguió ser su asesor nacional de carreras en 2003, tras el fallecimiento de la Reina Madre en 2002

Desde entonces, la relación entre la Reina Isabel y Oswald se convirtió en una estrecha amistad, pues compartían mucho tiempo en los palcos del hipódromo, en donde pasaban gratas veladas entre risas y complicidad.

La amistad entre la Reina Isabel y su confidente fue de tal magnitud que Su Majestad le ofreció ser responsable de los establos reales, y así fue durante los 27 años que le quedaban de vida a Michael, quien fue nombrado el año pasado Caballero de la Gran Cruz de la Real Orden Victoriana, por su fiel servicio a la Reina. 

Dos fallecimientos que marcarán para siempre la vida de la Reina Isabel II y, claro, a la Realeza Británica. La Aristócrata cumple años este miércoles 21 de abril y, claramente, es de los peores cumpleaños que le ha tocado vivir a lo largo de sus 95 años de vida.

Otras Noticias