REALEZA

Ruegan que no sea cierto: todos miran al Príncipe Carlos

Horas cruciales.
miércoles, 31 de marzo de 2021 · 03:30

El problema central de la realeza es la grave acusación de Meghan Markle a la Corona, tildándala de "racista". Se ha descartado a la Reina Isabel y al Duque de Edimburgo, y algunos medios han puesto de manifiesto los nombres de posibles sospechosos: el Príncipe Carlos encabeza la lista por actitudes reprochables y se podría confirmar que él es el responsable de estas acusaciones.

Meghan Markle, de hecho, deslizó que hay un integrante puntual que la trató mal: todas las miradas apuntan al Príncipe Carlos. Luego de la entrevista de Meg y Harry con Oprah, en la que desvelaron que su hijo, Archie, fue víctima de racismo antes de su nacimiento, la prensa británica se ha preocupado en buscar al racista de Buckingham.

Las conductas de Carlos de Gales se destacan por el comportamiento que mantuvo hace tres décadas con el menor de su hijos, justamente con Harry: los hechos se remontan a septiembre de 1984, cuando Diana de Gales dio a luz al Príncipe Harry. Entonces, Carlos que ya se había mostrado decepcionado por haber tenido un varón.

En ese momento, el Príncipe Carlos hizo un comentario que dolió profundamente a la que Princesa Diana: "Y encima pelirrojo", expresó Carlos, según contó ella misma en una entrevista realizada a comienzos de los 90 cuando nació el hermano del Príncipe William.

Ese comentario ha sido recogido por los biógrafos de Diana y reseñado en algunos documentales: ha dado pie a que la Princesa tomara la decisión de separarse del Príncipe Carlos, algo que Carlos negó, indicando que sus palabras no eran más que una "broma", pero Di nunca lo perdonó.

Cuestionar los genes de Harry no fue la única actitud que puso al Príncipe Carlos en la lista de sospechosos, pues fue el artífice de chistes racistas dentro de Highgrove, la residencia en la que vive con Camilla Parker. De acuerdo con la denuncia de una de sus exsecretarias, Carlos no aceptaba que hubiese gente de color trabajando para él. Cosas graves están pasando en la Familia Real. Atentos.