Polémica

El Príncipe Carlos y el romance con Barbra Streisand que la Reina Isabel habría desaprobado

El heredero al trono no le pidió casamiento por una tradición de la familia.
lunes, 5 de julio de 2021 · 05:30

El perfil público del Príncipe Carlos siempre estuvo bajo la mira por su importancia en la Casa de Windsor. Es el único heredero de la Reina Isabel y el fallecido Felipe de Edimburgo, por lo que conquistar su corazón fue la misión de muchas británicas. Antes del mediático matrimonio con Lady Di, conoció a una actriz y cantante que podría haber sido su esposa después de su excepción amorosa con Lady Caroline.

Barbra Streisand pudo haber sido una princesa norteamericana y de diferente religión que la Corona, puesto que deslumbró al hijo de “Su Majestad” cuando rodaba “Funny Lady”. Al ser consultado por el encuentro, el Príncipe aclaró que le despertó sentimientos de admiración por la capacidad interpretativa que había mostrado la mezzosoprano. Históricamente, mientras más se alejó de la sombra de la realeza, el amor llegó más rápido a la vida de Carlos: a ella la conoció en una base de la marina, mientras que a su actual esposa Camila la descubrió en un partido de polo, también en la década del 70.

Siempre he sido un gran admirador de esa actriz y cantante americana tan increíblemente versátil que es Barbra Streisand.

El Príncipe Carlos y Barbra Streisand.

Tal como precisa “Vanity”, el heredero al trono británico no se aparta de los fuertes rumores de romance. El escenario del encuentro fue en San Diego, mientras el Príncipe Carlos ejercía sus labores de lugarteniente en representación del Reino Unido, muy cerca de los estudios “Warner”. Por su parte, la actriz estaba trabajando en “Funny Lady” durante aquel 1974, una película que estaba buscando repetir el éxito que “Funny Girl” había logrado muchos años antes. El lema que ella tenía en ese momento era que “el talento era belleza”, cuestión que el enviado de la Corona entendería muy bien.

El medio antes mencionado reveló que quien todavía era una joven actriz era acusada de ser “fea” para la actuación. Enfrentó estos miedos para convertirse en una de las actrices más atractivas de los comienzos del 70, destacando “rasgos étnicos” que no eran habituales en la época, según el crítico Matt Howe. Esta belleza poco habitual atrajo al hijo de la Reina Isabel, quien venía de fracasos amorosos que se repetirían a lo largo de su vida. Primero la chilena Lucía Santa Cruz, luego Camila Shand (quien lo descartó para elegir a Andrew Parker) y Lady Caroline fueron los antecedentes anteriores.

El heredero al trono en la actualidad.

En todos los casos se trataba de muchachas que venían de familias diplomáticas o de la realeza. Si bien la última mencionada sería olvidada y luego retomaría el romance con Camila, lo cierto es que el final de la relación con Lucía podría ser el mismo motivo para no avanzar con Barbra Streisand. La chilena era católica, una barrera para la tradición protestante de la Casa Windsor. Cuando la actriz fue consultada, bromeó con el hecho de ser judía y la imposibilidad de contraer matrimonio con el Príncipe Carlos. “Vanitatis” precisa esta declaración que da pie a los rumores de aventuras en un hotel de Bel-Air, después de separarse de Lady Di. También es difícil imaginarse a la Reina Isabel aprobando el vínculo, pues tuvo estos problemas hasta con la propia Camila por su alejamiento de los protocolos, según “El Universo”.