INCÓGNITA

Salieron a la luz los detalles del protocolo que regirá por el fallecimiento de la Reina Isabel

El fallecimiento de la Soberana no será tan "solemne" como se cree. De hecho, traerá mil y un problemas.
sábado, 4 de septiembre de 2021 · 18:45

Durante años, Buckingham ha preparado minuciosamente los detalles menos esperados, pero necesarios, para garantizar la continuidad e inamovilidad de la Corona. Nadie en Reino Unido desea tratar el tema y ponerlo sobre la mesa, pero existe una realidad ineludible, la Reina Isabel algún día no estará entre nosotros y el Palacio no puede simplemente voltear la mirada ante esta posibilidad tangible.

Creíamos hasta ahora saberlo todo. Ríos de tinta e incontables horas de tecleado han intentado dar luces de la forma más acertada posible, a lo que podemos esperar una vez la frase "The London Bridge is Down" (cayó el Puente de Londres"), recorra cada espacio del palacio de Buckingham y la noticia sobre el fallecimiento de la Soberana sea oficial.

El operativo que sacudirá al mundo y anunciará el fallecimiento de la Reina Isabel, será más complejo de lo que se cree.

Pero definitivamente ninguna de las versiones que hasta ahora se manejan apuntan siquiera de cerca con el contenido de los nuevos documentos desclasificados que revelarían los verdaderos planes que tiene contemplado el palacio de cara al funeral de la Reina Isabel.

Dentro de lo que se pudo conocer, uno de los aspectos más insólitos tiene que ver con el apagón informativo a nivel de redes sociales con total prohibición sobre ciertas acciones como los acostumbrados reposteos y retwitts, que tendrán lugar en Reino Unido, Gales e Irlanda, mientras el jefe de comunicación gubernamental no lo apruebe, mientras que las principales páginas institucionales tendrán franjas negras en símbolo de luto y un corto comunicado que oficializará el deceso de la Monarca.

El Palacio de Westminster será el lugar de descanso de la Reina Isabel en el mausoleo que compartirá junto a Felipe de Edimburgo.

Pero lo inquietante viene a ser la preocupación del Gobierno en cuanto a su capacidad para llevar a cabo todo lo contemplado dentro de este operativo postmortem, sin errores ni fisuras. Esto va desde el recorrido que hará el féretro dónde reposarán los restos mortales de la Reina Isabel desde Buckingham Palace hasta el Palacio de Westminster, locación en la que se prevé que en tan solo 3 días y de forma pública, toda la población pueda tener acceso y despedir a la Reina Isabel in situ.

Además, se conoció otro tipo de organización, "Spring Tide" (que viene a ser palabras más, palabras menos como "Operación Marea de Primavera"), en cuyas páginas ya esclarece cómo será la entronización del Príncipe Carlos. Si por algún momento se llegó a pensar que el Príncipe Guillermo podría convertirse en el heredero natural a la Reina Isabel, incluso por encima de su padre, esto queda descartado desde la fecha presente.

La Reina Isabel goza de muy buena salud y hasta ahora se descarta la ejecución de este operativo.

Por supuesto, otros temas abarcan las preocupaciones de Casa Real en cuanto a la estrategia que se implementará de cara a las relaciones exteriores del Reino Unido. La revista "Vanity Fair" expone al respecto que también se avizora la aparición de escenarios adversos y cómo controlarlos con efectividad: "la entrada de turistas o la capacidad para hacer frente a potenciales alertas terroristas, así como con el Departamento de Transportes para controlar posibles aglomeraciones en la ciudad".

Sin embargo, este es un tema que hasta ahora puede darse por manifiesto y cumplido. No hay mayores razones para presuponer que en el futuro cercano se pondrá en marcha la operación "London Bridge". De hecho, en esta misma pila de informes, se ratifica el excelente estado de salud de la Reina Isabel que, por ahora, retrasa cualquier tipo de planificación ajena a todo lo que tiene que ver con la muy esperada celebración del Jubileo de Platino, a celebrarse durante el año que viene en 2022